close
Share with your friends

Enfrentando el COVID-19

Ante la situación de emergencia nacional que estamos viviendo, se está poniendo a prueba la resiliencia de las empresas, ya que no solamente debemos sobreponernos, sino también buscar el aprendizaje organizacional en relación con el manejo de situaciones críticas, y fortalecer las operaciones para retomar el crecimiento, una vez superada esta importante prueba.

Como parte de los esfuerzos de KPMG por ayudar a sus clientes, decidimos preparar este material de ayuda, que les serviría para analizar los riesgos y contingencias que pueden presentarse debido a la pandemia del COVID-19.

De seguido nuestras principales recomendaciones, no solamente para la continuidad del negocio en este momento, sino de cara al mediano y largo plazo: 

Consideraciones legales

Ante imprevistos económicos y sociales deben de analizarse las relaciones contractuales con clientes y proveedores, a fin de mitigar eventuales contingencias:

  • Comunicación oportuna entre las partes contratantes (negociación, modificación, suspensión temporal y terminación);
  • Revisión de contratos y acuerdos comerciales para determinar responsabilidad en posibles casos de incumplimiento (caso fortuito-fuerza mayor);
  • Modificación de contratos para adecuarlos a la situación emergente.

Aspectos laborales

Ante los desafíos actuales, las empresas pueden optar por los siguientes recursos para administrar su capital humano, según sus necesidades particulares:

  • Modificaciones temporales en la organización de personal y cómo documentarlas (adecuación de jornadas; coordinación de vacaciones; suspensión de contratos de trabajo, despido de personal).
  • Creación o adecuación teletrabajo (mediante adenda y políticas);
  • Aplicación de nueva regulación atinente a incapacidades;
  • Correcta implementación de medidas emergentes que apruebe el gobierno y, estrategias de restablecimiento a la normalidad ante el cese de estas medidas. 

Elementos fiscales

De cara a los posibles riesgos económicos que se pueden presentar, la eficiencia tributaria se convierte más que nunca en un aspecto elemental, por lo que podemos mencionar las siguientes áreas de impacto y oportunidad:

  • Incidencia para la empresa, de las medidas tributarias extraordinarias que el Gobierno está implementando.
  • Saldos a favor que puedan ser aplicados para compensar obligaciones tributarias actuales.
  • Adelantos del Impuesto sobre las Utilidades, y posible necesidad de solicitar una reducción o eliminación de estos.
  • Adecuado registro contable de las pérdidas, para su aprovechamiento como gasto deducible en futuros periodos fiscales.
  • Análisis de los indicadores de deuda, para evitar incurrir en gastos financieros que no puedan ser utilizados como gastos deducibles.
  • Ante una situación extrema, valorar si mediante una gestión de fraccionamiento o aplazamiento de pago de tributos, la Compañía podrá enfrentar de una manera más solvente este escenario complejo. 

Transacciones con partes relacionadas

Con caídas en los ingresos y situaciones atípicas que enfrentaran las empresas a nivel global se debe de contemplar las transacciones intercompañía para evitar contingencias en Precios de Transferencia. KPMG recomienda los siguientes puntos:

  • Revisión de los contratos intercompañía que garantizan márgenes de utilidad a las partes relacionadas y las cláusulas que contienen los contratos intercompañía para enfrentar escenarios de pérdidas a nivel grupo.
  • Debido a los movimientos de las tasas de interés de mercado, se recomienda la revisión de las tasas de interés por financiamientos intercompañía.
  • Benchmark y ajustes de comparabilidad. Con fines de prevenir contingencias en precios de transferencia se recomienda revisar las transacciones intercompañía de inmediato para hacer las modificaciones a los márgenes y precios de mercado. Asimismo, hacer revisiones a 6 y 9 meses contables para realizar los ajustes necesarios para cumplir con reglas locales.
  • Defense File: Se recomienda documentar las pérdidas operativas que provoquen la situación atípica del presente año. 

Comercio internacional

Con el propósito de enfrentar posibles impactos en la cadena de suministros, y en la entrega de productos, las empresas pueden valorar los siguientes puntos:

  • Revisar con los proveedores, si se pueden anticipar posibles discontinuidades en el suministro de materias primas e insumos.
  • Impacto en la logística que tendrá la suspensión de servicios de transporte.
  • Posibles riesgos de proteccionismo sobre los productos, ante medidas impuestas por el Gobierno.
  • Eventuales atrasos en la entrega de productos, debido a cierres de fronteras,, atrasos en trámites aduaneros y de permisos de exportación o de importación en el país de destino.