Las instituciones financieras necesitan enfocarse en asumir una actitud audaz ahora, con miras a mejorar o elevar su posición de mercado. Las acciones que tomen las entidades en estos momentos para reducir costos operativos, gestionar riesgos y acelerar su proceso de transformación digital, determinarán el modo cómo éstas emergerán. Tales acciones les permitirán impulsar el crecimiento a futuro, así como brindar una infraestructura caracterizada por la agilidad para sortear los eventos económicos por venir.

KPMG, en conjunto con Forrester Consulting, llevó a cabo un estudio con la finalidad de discernir cuáles son las principales prioridades trabajadas por las instituciones financieras.

El estudio arrojó que casi la mitad de los líderes encuestados se enfocan en impulsar la eficiencia financiera resultante de las perspectivas en torno a la pérdida de ingresos. Es importante destacar también que la encuesta resaltó que más de un tercio de los encuestados trabaja simultáneamente en identificar y resolver en torno a nuevos canales y formas de prestar servicios a sus clientes.