close
Share with your friends

La pandemia por el COVID-19 ha pavimentado el camino hacia cambios sin precedentes para las organizaciones a nivel mundial. Ello se ha traducido en el surgimiento/agudización de riesgos y mientras las organizaciones han tomado acciones para mitigar los riesgos mediante la implementación de medidas de control ajustadas a la nueva realidad, una cultura de riesgo sólida es imperativa en la actualidad, ya que se centra más en la confianza en los empleados para tomar decisiones éticas día a día.