close
Share with your friends

La agenda para la nueva realidad

El KPMG 2020 CEO Outlook: Edición especial COVID-19, encuentra a los CEO del mundo que utilizan este incomparable momento en la historia para liderar con mayor propósito e impacto, tanto social como económico. Protegen a su gente, construyen relaciones de confianza con los clientes y las comunidades, y definen un nuevo futuro de crecimiento y éxito para sus organizaciones.

El CEO Outlook 2020 ofrece una perspectiva única sobre la evolución de las actitudes a medida que se desarrolla la pandemia. KPMG encuestó inicialmente a 1.300 CEO de las principales economías del mundo y 270 CEO de América del Sur en enero y febrero, antes de que muchos mercados clave comenzaran a sentir el impacto total de los cierres. Luego, en julio y principios de agosto, llevamos a cabo una encuesta de seguimiento a 315 CEO globales y 80 sudamericanos para comprender cómo ha evolucionado el pensamiento.

La encuesta de pulso encuentra CEO enfocados en encontrar oportunidades en la adversidad.

"El cambio significativo en las prioridades de los CEO durante los últimos 6 meses es una clara indicación de que las empresas han tenido que girar a una velocidad vertiginosa para hacer frente a los desafíos de la pandemia. Los líderes empresariales de todo el mundo buscan gestionar la incertidumbre con decisión. Esta crisis ha acelerado las estrategias que ya existían en torno a la digitalización y la responsabilidad social. Sin embargo, en otras áreas, planificar para el futuro es mucho más difícil, especialmente si se piensa en formas futuras de trabajar y resolver problemas. Por lo tanto, tal vez no sea sorprendente que los CEO se centren en la importancia del talento para sustentar y hacer crecer cualquier negocio futuro."



Bill Thomas
Presidente
KPMG International

Tres temas clave surgieron de la encuesta de este año, que caracterizamos como Propósito, Prioridades y Prosperidad.

Propósito

A principios de año, descubrimos que la mayoría de los CEO a nivel global vieron que el objetivo principal de su organización pasó de ser puramente lucrativo a considerar también su propósito en la sociedad. Menos de una cuarta parte vio el objetivo general de la organización en términos estrictos de la "gestión para el valor de los accionistas", y el 54% adoptó un enfoque más amplio, impulsado por un propósito, centrado en múltiples partes interesadas. Y alrededor de uno de cada cinco llega a decir que su objetivo principal es mejorar la sociedad.

Hoy en día, el propósito ayuda a los líderes a comprender lo que se debe hacer para satisfacer las necesidades de las partes interesadas, como los empleados y las comunidades, el 79% dice que siente una conexión emocional más fuerte con su propósito corporativo desde que comenzó la crisis. Sin embargo, al mismo tiempo, el impacto disruptivo masivo de la pandemia ha hecho que muchos directores ejecutivos se cuestionen si su propósito actual realmente satisface las necesidades de las partes interesadas: el 79% dice que ha tenido que reevaluar su propósito como resultado de COVID-19.

Test

Esta conexión cada vez más personal y emocional con el propósito durante la pandemia refleja el hecho de que los CEO enfrentan los mismos desafíos tanto de salud como familiares que sus personas y comunidades cuando se trata del COVID-19. De hecho, más de un tercio de los directores ejecutivos ha tenido su salud, o la salud de un miembro de su familia, afectada por COVID-19, y el 55% cambió su respuesta estratégica a la pandemia como resultado.

A principios de año, también descubrimos que los directores ejecutivos estaban cada vez más preparados para liderar personalmente el camino para abordar los principales desafíos de la sociedad. Alrededor de dos tercios dijo que "a medida que declina la confianza en los gobiernos, el público busca que las empresas llenen el vacío de los desafíos sociales". Al mismo tiempo, el 76% dijo que tenía la responsabilidad personal de ser un "líder para el cambio en cuestiones sociales". Esta determinación se enfrentó a una prueba significativa este año con la trágica muerte de George Floyd a fines de mayo y las protestas resultantes en todo el mundo. La mayoría de los directores ejecutivos se han apresurado a tomar medidas que marcarán la diferencia: hoy, el 81% ha introducido nuevas medidas contra el racismo negro o planea hacerlo.

Prioridades

El COVID-19 claramente no es la única amenaza que enfrentamos que tiene profundas consecuencias económicas y humanitarias: el cambio climático también ofrece una amenaza significativa en las próximas décadas. Los directores ejecutivos reconocen esto y no están siendo desviados de sus objetivos ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) mientras buscan reconstruir sus organizaciones de una manera que apoye una economía nueva y sostenible. La seriedad con la que los directores ejecutivos toman el tema del cambio climático se refleja en el hecho de que el 65% dice que la gestión de los riesgos relacionados con el clima influirá en si mantienen o no sus puestos de trabajo durante los próximos 5 años. Para avanzar, buscan duplicar los cambios estructurales que han surgido durante la crisis, como menos viajes de negocios: el 71% dice que quiere asegurar los avances en el cambio climático obtenidos como resultado de la pandemia.

Los CEO tampoco están apartando la vista del futuro del trabajo. El COVID-19 ha obligado efectivamente a muchas organizaciones a experimentar radicalmente cómo se hace el trabajo. Para muchas organizaciones, por ejemplo, el trabajo virtual se activó literalmente de la noche a la mañana. Con la pandemia transformando el mundo del trabajo, el 77% dice que continuará aprovechando su uso actual de herramientas de comunicación y colaboración digital, y el 73% cree que el trabajo remoto ha ampliado la disponibilidad de su reserva de talentos.

Purpose is powerful

A medida que buscan acelerar la innovación digital, los CEO también son conscientes de las personas que tienen que cumplir: sus empleados. Muchos empleados están lidiando con una ansiedad significativa, o incluso con miedo, sobre la situación actual y lo que depara el futuro, y también han tenido que adoptar formas muy diferentes de trabajar. Si bien el 'riesgo de talento' era la amenaza que los directores ejecutivos clasificaron detrás de otros 11 riesgos a principios de año, ahora se ha convertido en la amenaza número uno para el crecimiento a largo plazo, y los directores ejecutivos reconocen la necesidad de que su gente se sienta segura, pero también conectados, comprometidos y productivos.

La crisis del COVID-19 está redefiniendo lo que parece un buen liderazgo empresarial. Está planteando exigencias a los directores ejecutivos que pocas personas podrían haber imaginado hace apenas unos meses.

Bill Thomas
Presidente
KPMG International

En términos del futuro modelo operativo, las cadenas de suministro también se han visto muy afectadas: el 67% dice que ha tenido que repensar su enfoque global de cadena de suministro dado el impacto disruptivo de la pandemia. Sin embargo, los CEO están aprovechando esta oportunidad para preguntarse cómo su cadena de suministro puede convertirse en una ventaja competitiva en la nueva realidad que surge. Cuando les pedimos a los directores ejecutivos que dijeran qué estaba impulsando este replanteamiento de la cadena de suministro, la razón principal fue "volverse más ágiles en respuesta a las cambiantes necesidades de los clientes". Por el contrario, la "presión de los gobiernos para acercar la producción a casa" fue la segunda desde la base.

Prosperidad

La confianza en el crecimiento económico mundial se ha desplomado desde principios de año debido a la pandemia. El 32% de los directores ejecutivos tiene menos confianza en el crecimiento económico global que a principios de año. Los directores ejecutivos, sin embargo, son más optimistas sobre las perspectivas de crecimiento de su propio país (un 45% de confianza) y más seguros de la capacidad de recuperación de su propio negocio durante los próximos 3 años. Una palanca de crecimiento clave es la aceleración digital. Dado que el comercio se realiza cada vez más en línea debido a factores como el distanciamiento social, las empresas tienen que repensar lo que los clientes quieren y cómo entregar: el 75% dice que la pandemia ha acelerado la creación de una experiencia digital perfecta para el cliente y el 64% dice que también se ha acelerado la creación de nuevos modelos comerciales digitales y flujos de ingresos. El desafío ahora es centrar los esfuerzos y la inversión en las áreas que generan más valor y mantener la resiliencia de la seguridad cibernética.

Chart 01

Conclusiones

Los CEO a nivel global reconocen que la recuperación de la pandemia no significa un retorno a la "normalidad". En cambio, existe la oportunidad de definir un nuevo futuro, y tres áreas de acción serán críticas: la sostenibilidad, la digitalización y la confianza. En primer lugar, los líderes deben asegurarse de que no retrocedamos de los beneficios climáticos obtenidos como resultado del aislamiento producido por la  pandemia y, en su lugar, construyamos las bases de una economía verde sostenible. En segundo lugar, con la aceleración digital dando forma al futuro de las industrias, las organizaciones necesitarán una comprensión profunda de cómo cambiará el comportamiento del cliente y cómo satisfacer estas demandas emergentes. Finalmente, si bien la pandemia ha brindado a las empresas la oportunidad de demostrar cómo pueden marcar una diferencia real en la sociedad, el escrutinio de las acciones corporativas nunca antes fue más visible y exigente. Para mantener la confianza de los empleados, los clientes y las comunidades, los directores ejecutivos deben demostrar que viven y respiran el propósito de su organización. Nuestra encuesta muestra que los directores ejecutivos están más que dispuestos a predicar con el ejemplo en estos tiempos tan desafiantes.

Estén atentos ya que planeamos revelar más hallazgos clave de la encuesta, así como perspectivas en profundidad de numerosos CEO de varios sectores y geografías.

Metodología


Entre enero y febrero de 2020, antes de que el mundo comenzara a sentir el impacto de la crisis provocada por la pandemia, KPMG entrevistó a 1.300 CEO de las principales economías del mundo y 270 CEO de América del Sur para comprender sus principales preocupaciones, prioridades, retos y expectativas en materia económica y empresarial. Debido a la pandemia, la investigación sumó un capítulo dedicado al impacto del aislamiento causado por el COVID-19 en las empresas. Entre julio y agosto, se entrevistó a más de 315 CEO globales y 80 sudamericanos para comprender cómo cambiaron las opiniones de estos ejecutivos durante la crisis.

El informe refleja un retrato fiel de lo que piensan los CEO que trabajan a escala global, regional y local sobre el desarrollo empresarial, los desafíos que enfrentan los líderes y sus estrategias para planificar el éxito de sus organizaciones en los próximos años, con una mirada actualizada y dirigida a los temas que involucran los cambios generados por la crisis global de la COVID-19.


Contacts

Algunas cifras pueden no sumar el 100 por ciento debido al redondeo. A menos que se indique lo contrario, en esta página web, "nosotros", "KPMG", "nos" y "nuestro" se refieren a la red de firmas miembro independientes que operan bajo el nombre de KPMG y están afiliadas a KPMG International o a una o más de estas firmas o a KPMG International.