close
Share with your friends

La prevención y control de los delitos financieros debe gestionarse con el apoyo de especialistas, para reducir el riesgo que tiene el negocio de convertirse en encubridor involuntario de operaciones ilícitas, dado a la diversidad y evolución de los métodos globales de la delincuencia.