Beneficios fiscales vinculados a arrendamientos de inmuebles con fines turísticos

Beneficios fiscales vinculados a arrendamientos de inmu

Artículo publicado en la revista En Obra #192

1000
impuestos

Introducción

La actividad turística en nuestro país ha cobrado cada vez más importancia, por los diversos efectos positivos que genera en la economía y en el bienestar de la sociedad.

Es innegable que el ingreso de turistas a nuestro país tiene un efecto transversal en toda la economía, generando miles de puestos de trabajo en forma directa e indirecta.

Otro aspecto importante es que, en nuestro país, el turismo ha ayudado a fortalecer el desarrollo de la infraestructura, lo que permite aumentar el nivel de inversión, la oferta locativa, mejorar la competitividad internacional y por tanto el posicionamiento de Uruguay como un destino turístico de excelencia.

Considerando los efectos multiplicadores del turismo, nuestro país históricamente ha impulsado medidas de promoción, dentro de las cuales podemos mencionar la política tributaria, la cual constituye una herramienta de alto valor por el impacto directo que puede generar en el costo que el turista afrontará en nuestro país.

Recientemente el Poder Ejecutivo ha emitido una serie de medidas relativas a beneficios fiscales, en pro de incentivar la actividad turística en nuestro país en la próxima temporada. En el presente mencionaremos dichos beneficios que impactarán en la actividad inmobiliaria de la próxima temporada.

Crédito fiscal para personas físicas no residentes por arrendamiento turísticos

Desde el año 2007 en nuestro país la actividad de arrendamientos de inmuebles, cuyos propietarios sean personas físicas, se encuentra gravada por el impuesto a la renta de las personas físicas (IRPF) o en aquellos casos en que el propietario del inmueble sea una entidad no residente, persona física o no por el Impuesto a la Renta de los No Residentes (IRNR). La tasa de gravamen sobre el precio de alquiler asciende generalmente al 10,5%.

El pasado 5 de octubre el Poder Ejecutivo promulgó el Decreto N° 342/021 el cual tiene como objetivo que, nuevamente, los arrendamientos temporarios de inmuebles con fines turísticos cuyos arrendatarios sean personas físicas no residentes, serán beneficiadas con el crédito del 10,5% del monto bruto de arrendamiento.

Cabe destacar que, si bien los impuestos a los cuales hacemos referencia son impuestos directos de los propietarios, las normas dispuestas previeron un mecanismo para que el beneficio sea trasladado íntegramente al consumidor no residente. Es decir, existe una resignación del fisco al impuesto generado por la operación para favorecer el ingreso de turistas al país vía una baja de costos de alojamiento.

Para que aplique este beneficio, deben cumplirse ciertas condiciones, esto es, el arrendatario debe ser una persona física no residente, el arrendamiento debe realizarse en el período comprendido entre el 1 de noviembre de 2021 y el 30 de abril de 2022, el pago debe efectuarse con tarjetas de crédito o débito emitidas en el exterior, y deberá actuar como intermediario una Administradora de Propiedades que realice la cobranza de estos. Asimismo, el arrendamiento deberá tener como único destino la habitación para el turista y el plazo de este no podrá exceder los cuatro meses.

De cumplirse con estas condiciones, los arrendatarios gozarán de una devolución equivalente al 10,5% del importe bruto del precio pactado por el arrendamiento, el cual en colaboración con las entidades administradoras de pago será devuelto al no residente.

Recordamos que este tipo de contratos arrendamientos temporales se celebran mayormente en los balnearios de los Departamentos de Canelones, Colonia, Maldonado y Rocha siendo frecuente la intermediación de personas físicas o jurídicas cuyo giro habitual es intevenir en negocios de compraventa, administración de inmuebles u ofrecimiento en arrendamiento de fincas por temporada. Estas personas físicas o jurídicas son consideradas Empresas Prestadores de Servicios Turísticos inmobiliarios regidos por el Decreto Ley 14.335 de 23 de diciembre de 1974 y por el Decreto reglamentario N° 385/994 siendo su obligación, si operan en los citados departamentos, estar registrados en el Ministerio de Turismo antes del 30 de setiembre de cada año so pena de la aplicación de sanciones administrativas y sin perjuicio de sanciones fiscales  que pudieren corresponder a cuyos efectos el Ministerio de Turismo pondrá el hecho en conocimiento de la Dirección General Impositiva.

Suspensión de la obligación de retener IRPF o IRNR para ciertos arrendamientos turísticos

Por otra parte, mediante el Decreto N° 337/021 de fecha 30 de setiembre del corriente, el Poder Ejecutivo dispuso la suspensión del deber de retener estos impuestos referidos, para aquellas entidades que administran propiedades y realizan los cobros de los arrendamientos, tales como inmobiliarias. Esta medida procura equiparar las condiciones de competencia de las inmobiliarias respecto de aquellos operadores que ofrecen inmuebles en alquiler a través de plataformas digitales.

La suspensión de esta obligación aplica sólo para aquellos alquileres que tengan contrato de arrendamiento temporario, de un inmueble con fines turísticos, cuyo plazo no supera los 31 días.

Asimismo, se limita temporalmente la suspensión de la obligación de retener, quedando comprendidos sólo aquellos cobros relativos a arrendamientos devengados en el período comprendido entre el 1° de noviembre de 2021 y el 30 de abril del año 2022 inclusive.

Finalmente, cabe mencionar que este Decreto no consagra una exoneración del IRPF o el IRNR en su caso, sino exclusivamente una suspensión temporaria del deber de retención para las entidades obligadas, por lo que el propietario del inmueble igualmente deberá pagar los anticipos de IRPF o IRNR por cuenta propia, sin importar el medio por el cual se ofrezca en alquiler el inmueble.

A modo de conclusión, entendemos que las medidas apuestan a mejorar la competitividad y fomentar el turismo, no obstante estas medidas también promueven la actividad inmobiliaria la cual se encuentra en expansión en nuestro país.

© 2022 KPMG Sociedad Civil, una sociedad civil uruguaya y firma miembro de la organización global de firmas miembro independientes de KPMG afiliadas a KPMG International Limited, una entidad inglesa privada limitada por garantía. Todos los derechos reservados.

Contáctenos