close
Share with your friends
women

Global Female Leaders Outlook 2019

Global Female Leaders Outlook 2019

Para las mujeres líderes de América del Sur, el éxito a largo plazo, el impacto positivo de las propias acciones y la innovación son los principales “motivadores”.

Por segunda vez, KPMG realizó una encuesta mundial para descubrir cómo las mujeres en posiciones de liderazgo evalúan el entorno empresarial actual, qué riesgos y desafíos enfrentan y cómo quieren asegurar el crecimiento y el éxito futuro de su empresa en los próximos tres años. De la encuesta participaron más de 1.100 mujeres líderes de 52 países; Argentina y Brasil fueron los representantes de América del Sur (13% de la muestra total).

El estudio pretende reflejar las expectativas a propósito del crecimiento económico, las tendencias empresariales y los factores que impactarán en el mundo de los negocios a corto y mediano plazo, desde la óptima de las mujeres líderes.

Entre los principales resultados del segundo Global Female Leaders Outlook de KPMG se destaca que, para las mujeres líderes de todo el mundo, el crecimiento a largo plazo, el impacto positivo de las propias acciones, la innovación y el refinamiento del modelo de negocios y el poder satisfacer a los públicos de interés, son los ítems que más las motivan.

En ese sentido, el estudio observa que el 34% de las líderes encuestadas a nivel global están personalmente más motivadas por lograr el éxito a largo plazo de su empresa. Otro tercio (33%), por la idea de dejar un resultado duradero e impactar positivamente mediante el propio accionar. De hecho, estos resultados son consistentes con los obtenidos en Argentina y Brasil, donde las líderes de estos países se inclinan por las mismas opciones como impulsores principales de su motivación. No obstante, resulta importante destacar que las líderes de Argentina dan, en comparación al promedio global, un lugar importante a la innovación y la mejora continua del modelo de negocios. 

Cabe consignar que aproximadamente el 50% de las preguntas formuladas, se plantearon en forma idéntica a las de KPMG Global CEO Outlook, difundido a mediados de 2019, lo que permite cierto nivel de comparación. 

Menores expectativas de crecimiento económico

En términos generales, las líderes mundiales son mucho más cautelosas que el año pasado respecto a las expectativas de crecimiento económico. Este año, solo el 70% es optimista sobre las perspectivas de crecimiento de su propia empresa (frente a un 77% de 2018). Algo similar ocurre con las expectativas de crecimiento de su industria, ya que solo el 60% de las encuestadas espera algún incremento en su propio sector (versus 66% del año anterior), así como también respecto a la economía global, donde solo el 38% de las mujeres líderes espera un crecimiento en los próximos 3 años. En América del Sur, en tanto, las perspectivas no son muy diferentes. Mientras en Argentina el 68% y 65% de las líderes espera observar algún crecimiento en sus empresas e industrias respectivamente, en Brasil esas cifras aumentan al 71% y 57%. Asimismo, es importante distinguir que, en materia de crecimiento económico global, solo el 32% de las líderes argentinas espera una mejora en los próximos 3 años, cifra que se contrapone al 51% alcanzado en Brasil. 

Del mismo modo, tanto a nivel global como en la región de América del Sur, más de la mitad de las encuestadas cree que el crecimiento orgánico será el mejor medio para alcanzar los objetivos de crecimiento de sus empresas.

Las mujeres líderes empresariales no solo son más cautas que el año pasado; también lo son respecto a las opiniones recogidas meses antes para el CEO Outlook, que no distingue género. Cabe recordar que en el CEO Outlook de 2019, la confianza en el crecimiento de su propio negocio llegaba al 94% y al 62% respecto a la economía global. Más allá de un empeoramiento en las condiciones globales que pueden incidir en las expectativas, es notorio que estamos ante una postura más cautelosa por parte de las mujeres que están al frente de las empresas.

La visión de las ejecutivas mujeres, de cara a los próximos tres años, identifica que es necesario mejorar la experiencia del cliente, así como una mayor oferta de servicios, acompañado por un necesario cambio cultural, para afrontar los desafíos del mediano plazo. Eso, en medio de un contexto de riesgo político latente que exige un mayor posicionamiento estratégico e indudablemente, influye en las respuestas de quienes han participado de la encuesta en todo el mundo.

El cliente impulsa la estrategia

Más del 80% de las líderes encuestadas alrededor del mundo destacaron que las herramientas de análisis de datos (data analytics), una conexión fluida entre las distintas áreas de la empresa (front, middle y el back office) y un conjunto adecuado de políticas en materia ambiental, social y de gobierno corporativo son determinantes para mejorar la comprensión del cliente y generar lealtad.

En este contexto, el manejo de datos confidenciales de los clientes se está convirtiendo en un tema central. De hecho, casi la totalidad de las encuestadas (78%) ven la protección de los datos e información de los clientes como un factor crítico para el éxito de sus empresas. Estas cifras son incluso mayores para la región de América del Sur: alrededor del 82% de las líderes encuestadas de Argentina y el 77% de las de Brasil entienden que los esfuerzos dedicados a proteger los datos personales de los clientes son centrales en la búsqueda de fidelizar la demanda y lograr un crecimiento sostenido de las empresas. 

Agilidad, riesgo e innovación

Más del 80% de las líderes sostienen que la agilidad es un factor particularmente importante para asegurar la supervivencia de la propia empresa (en el CEO Outlook 2019 ese porcentaje llegaba a 67%), en tanto que para una porción importante la disrupción tecnológica, los cambios regulatorios, y los ataques informáticos (ciberseguridad) conforman los riesgos más importantes al desarrollo futuro de las empresas, en línea con lo que los CEO opinaban ante la consulta del año pasado.

Asimismo, consideran que un desafío mayor es movilizar la empresa hacia la innovación. Por lo tanto, casi todas las encuestadas (96%) afirman que los procesos de innovación y la implementación dentro de la empresa deben mejorarse en los próximos tres años. 

Aquí no hay dos opiniones; las respuestas de las ejecutivas líderes son coincidentes con lo señalado en el CEO Outlook 2019, acerca de lo crucial que resulta la innovación como factor de éxito para las empresas, en un entorno dinámico y altamente competitivo.

Las mujeres líderes mundiales también están de acuerdo (89%) en que desean una cultura corporativa en la que las empleadas sean parte del proceso de innovación sin tener que temer las consecuencias negativas en caso de fracaso. Estos resultados son extensibles a América del Sur, ya que más del 80% de las líderes entrevistadas en Argentina y Brasil entienden que el fomento a la innovación puertas adentro de la empresa resulta fundamental. No obstante, solo un 22% de la muestra certifica que su propia compañía ya tiene una cultura de "celebrar el fracaso".

Este dato es sensiblemente menor al recogido en la encuesta CEO Outlook 2019, donde el 84% respondieron que estaban de acuerdo en que sus empleados se sientan facultados para innovar sin preocuparse por la posibilidad de consecuencias negativas y un 56% dice que su organización actualmente tiene una cultura donde se celebra asumir los riesgos de la innovación, por tanto, de la encuesta se desprende que las mujeres líderes resultan más cautas a la hora de empujar la vocación innovadora de sus empleados.

Confianza en las nuevas tecnologías y en la propia fuerza laboral

El 71% de las mujeres lideres encuestadas asegura que las tecnologías disruptivas ofrecen más oportunidades que riesgos. Por consiguiente, es evidente que, entre las mujeres líderes, una clara mayoría no teme a las nuevas tecnologías y por el contrario, confían en las oportunidades que se generan a partir de su aprovechamiento. Se observa, a partir de las respuestas, un gran potencial en estas tecnologías, en especial en el uso de aplicaciones de automatización e inteligencia artificial. De hecho, el 62% de la totalidad de las encuestadas y alrededor del 61% de las líderes de América del Sur, asegura que las aplicaciones de inteligencia artificial ya se están utilizando en su empresa, o al menos probándose.

A su vez, el 64% de la totalidad de las encuestadas declaró que invertirá más recursos en el desarrollo de la fuerza laboral que en nuevas tecnologías, una situación que, a decir de los resultados, se replica para América del Sur (En comparación, cuatro de cada diez (44%) del CEO Outlook 2019 tenían la intención de mejorar la capacidad de más de la mitad de sus fuerzas laborales actuales).

Considerando el rol fundamental que representa la fuerza laboral en el desarrollo de una empresa innovadora y competitiva, este último dato resulta muy significativo, tanto como el compromiso que denota respecto al involucramiento de los líderes en esa vocación por innovar.

Asimismo, una gran parte de las encuestadas (72%) asume que el número de empleados aumentará o se mantendrá en los próximos 3 años a nivel global. 

Empujar el cambio cultural

El mayor desafío al que se enfrentan las mujeres líderes mundiales sigue siendo el entorno cultural. Alrededor de un tercio de las encuestadas declaran que se sienten afectadas por prejuicios o estereotipos de género en relación al comportamiento general (34%) o la comunicación (27%). De hecho, para la mayoría de las encuestadas (67%) las empresas tienen la obligación de promover el cambio cultural, algo que se hace aún más evidente en el caso de Brasil, donde alcanza el 76% (y, más alineado al promedio global, el 68% entre las líderes de Argentina).

Asimismo, solo el 21% acepta que determinadas políticas, como las cuotas, son la forma correcta de alcanzar el siguiente nivel en la igualdad de género dentro de la empresa. En ese sentido, la mayoría de las encuestadas (73% del total y 78% de las líderes que representan a la región de América del Sur) tienen como objetivo desarrollar un plan de carrera personal y estratégico. Finalmente, la mayoría de las encuestadas está involucrada en programas de promoción de mujeres con el objetivo de allanar el camino a la próxima generación de directivas.

info