Perspectiva global en conflicto - KPMG | UY
close
Share with your friends

En cuatro de las principales economías contempladas en este estudio, menos de la mitad de los CEO confían en la economía global: Australia (38%), Reino Unido (43%), Francia (44%) y China (48%).

Estados Unidos resulta un caso atípico, ya que la confianza en la economía global pasó del 52% en el año anterior al 87% de los CEO en la presente edición de la encuesta. Esa tendencia es inversa a la que refleja el comportamiento de los ejecutivos en los otros países citados.

La preocupación pasa por una cuestión coyuntural, vinculada con pronósticos de desaceleración global, pero también cuestiones más profundas, como lo son los crecientes sentimientos nacionalistas y anti globalizadores en distintas partes del mundo. La geopolítica no es un tema ajeno a la percepción de los ejecutivos y está presente en sus estrategias. El conjunto de preocupaciones se completa con la incertidumbre que genera aquello que no se conoce hasta dónde llegará: el avance tecnológico.

Por tanto, a la preocupación por una posible desaceleración de la economía global en un horizonte de 3 años, junto con el componente geopolítica y la disrupción tecnológica, los líderes de las organizaciones las enfrentan reprogramando sus organizaciones para aprovechar la coyuntura y encontrar formas de seguir creciendo.

Plantearse diversos escenarios y estar atentos a las señales de alerta a las que responder con planes alternativos, resulta un nuevo tipo de resiliencia, una que incorpora agilidad y se dirige al crecimiento, según coinciden los líderes empresariales.

A la hora de pensar en su estrategia de expansión, dos de cada tres CEO elige los mercados emergentes por encima de los desarrollados. Extender su “huella global” es visto como un paso clave para la construcción de resiliencia: precisamente, el 87% de los ejecutivos dicen estar impulsando su presencia en mercados emergentes para ser “más resistentes” como empresa.

Claro está, esa elección está condicionada por China. Un 65% de los CEO consultados que eligen expandirse en emergentes, están priorizando específicamente a los países y regiones que forman parte de la iniciativa Belt and Road de China.