Fuerza de trabajo 4.0 - KPMG | UY
close
Share with your friends

Las tecnologías disruptivas, desde la inteligencia artificial hasta la realidad virtual, tienen el potencial de transformar el mundo del trabajo. Muchos roles y habilidades se están desactualizando o evolucionando en esta era de la máquina. Esto está afectando a muchos empleos operativos, pero todos los puestos de trabajo podrían verse afectados, e incluso los roles altamente calificados no son inmunes.
Este drástico cambio plantea interrogantes. Para las empresas y sus líderes, significa que las habilidades que necesitan las empresas y la forma en que los empleados aprenden y progresan en sus carreras se están transformando. Los CEO tienen que adoptar una nueva forma de pensar sobre el talento, la estrategia de la fuerza laboral y la necesidad de mejorar las calificaciones. Y ese concepto, significa también, que todos, incluido el CEO, deben aprender día a día.

Los ejecutivos de las compañías encuestas reconocen que esta tendencia se está acelerando y requiere un mayor enfoque. Cuatro de cada diez (44%) tienen la intención de mejorar la capacidad de más de la mitad de sus fuerzas laborales actuales.

También se le preguntó a los CEO cómo están priorizando sus inversiones de capital y se observa una tensión entre los cambios que saben que deben hacer en su fuerza laboral y las inversiones que se requieren en su tecnología. Específicamente, preguntamos si están dedicando más capital al desarrollo de las habilidades de las personas o al comprar nueva tecnología. La mayoría, el 68%, dijo que están invirtiendo más capital en la compra de nueva tecnología.

Cuando se les pregunta a los CEO sobre cuán efectiva es la fuerza laboral de su empresa en determinadas áreas, muestran fortalezas importantes en materia de inteligencia artificial, expertos en datos científicos o especialistas en seguridad cibernética; sin embargo, resultan bastante más débiles en áreas como expertos en mercados emergentes, sostenibilidad, gestión del talento o gobernanza y ética.

Otro dato importante: el 65% de los encuestados cree que la aplicación de inteligencia artificial en su negocio, creará más empleo que el que destruirá. El 35% restante opina lo contrario.