close
Share with your friends

Por: Koji Yoshida, socio líder de la Práctica Japonesa de KPMG en América del Sur.

La disminución en la demanda de productos y servicios, la ruptura en el funcionamiento de las cadenas de suministros y los cambios en el comportamiento de los consumidores, son algunas de las consecuencias de COVID-19 que han impactado sobre el desempeño y rentabilidad de las empresas japonesas alrededor de todo el mundo, y las ha llevado a preocuparse por su propósito y por atender las demandas sociales en crecimiento.

Contáctenos