Para los minoristas y las marcas de consumo, cambiar el comportamiento de los consumidores, aumentar los costes y ejercer presión sobre los márgenes no es algo nuevo. Sin embargo, los acontecimientos de los últimos años han acelerado las tendencias y creado cambios permanentes que requieren que los minoristas y las marcas de consumo reconsideren sus modelos de negocio.

De cara al futuro, los minoristas tendrán que centrarse en el cambio transformacional, la racionalización corporativa, la optimización del modelo de negocio y una integración más completa de la tecnología y los datos digitales para responder a las cambiantes demandas de los consumidores y a los eventos globales.

El primer webcast de Servicios de Reestructuración Global de KPMG analiza de cerca los desafíos clave que enfrentan los minoristas hoy en día y lo que se avecina para el sector minorista. El seminario web está organizado por los líderes minoristas y de consumo de KPMG, James Stewart, Líder Nacional, KPMG Australia, Lisa Bora, Socio a Cargo, Corporativos, KPMG Australia, y Massimo Curcio, Socio Asociado, KPMG Italia. El invitado especial, Sami Kahale, se une al panel para compartir sus ideas como ex CEO de Esselunga, la cadena de supermercados italiana y una de las empresas de bienes de consumo más exitosas en el sector minorista de Europa.

    

Key takeaways from the session

  • La experiencia del cliente exige un enfoque omnicanal. La pandemia ha creado cambios estructurales en las formas en que los consumidores compran y se relacionan con sus marcas. Las compras en línea aumentaron un 100 por ciento en muchos mercados durante la pandemia, sin embargo, la tienda física sigue siendo una parte crítica de la experiencia general. El desafío para los minoristas probablemente será mejorar el valor de sus ubicaciones físicas como parte de una experiencia de cliente híbrida y omnicanal junto con experiencias en línea.
  • Las cadenas de suministro deben ser justas, no sólo a tiempo. La COVID-19 y los actuales acontecimientos geopolíticos han creado perturbaciones sin precedentes en la cadena de suministro mundial. Como resultado, los costes se han cuadruplicado y los plazos de entrega se han duplicado. Para tener éxito, los minoristas deben gestionar estratégicamente su cadena de suministro, identificando a los proveedores en los que confiar y los lugares del mundo donde obtener los mejores suministros. Además, una mayor colaboración entre minoristas y marcas puede reducir los costes de forma colectiva, al tiempo que se mantiene la flexibilidad y el servicio.
  • ESG ha pasado de ser una “buena idea” a una “necesidad”. Antes de la pandemia, la mayoría de los consumidores se centraban en preocupaciones ambientales de nicho, como el uso de plásticos. Ahora, el enfoque es más amplio y los consumidores más jóvenes están pidiendo a los minoristas que demuestren cómo están desafiando preocupaciones mayores, como la biodiversidad o las preocupaciones sociales. Para responder, los minoristas deben declarar a ESG como parte de su estrategia principal que afecta a todas las partes del negocio, desde el diseño de productos, el abastecimiento de materiales, el tipo de instalación de fabricación y mucho más.
  • Modelos de negocio centrados en el consumidor. Diferentes modelos de negocio pueden tener éxito en el entorno actual. Sin embargo, la clave del éxito reside en garantizar que el cliente sea el centro de todas las decisiones empresariales.
  • Los modelos de trabajo híbridos requieren nuevos tipos de empleados. — La pandemia ha creado un cambio radical en el lugar de trabajo que requiere una mayor flexibilidad en nombre de los empleadores, líderes y empleados. El trabajo híbrido está aquí para quedarse, y los minoristas deben ofrecer a los empleados la oportunidad de trabajar más allá de la oficina. Además, los minoristas deben reconsiderar las cualidades y habilidades que necesitan en los empleados, ayudando a garantizar que siguen siendo ágiles y ágiles para responder al cambio.

Watch the webinar

    

Key contacts

Contáctenos