Las empresas de tecnología suelen ser consideradas disruptivas y pioneras. Sin embargo, cuando se trata de descarbonización, tiene mucho en lo que avanzar e innovar para evitar riegos al negocio. Según la última edición (2021) de la Encuesta a la Industria Tecnológica de KPMG (“2021 KPMG Technology Industry Survey”), realizada a más de 800 líderes de empresas de tecnología alrededor del mundo, más de la mitad no tiene una estrategia u objetivos de descarbonización establecidos, y la mayoría no ha calculado el impacto financiero de los riesgos climáticos ni ofrece incentivos al cumplimiento de metas de emisiones “cero-neto”. Asimismo, de la encuesta surge que gran parte de las empresas considera las estrategias de sustentabilidad ambiental como un costo, ya que todavía no han podido determinar cómo hacer para que el proceso de descarbonización pueda generar ingresos.

Estos son algunos de los principales resultados de la encuesta de este año, que se reflejan en el estudio “Es el momento de descarbonizar la industria tecnológica”, de KPMG.