close
Share with your friends

Debido al entorno socioeconómico actual, la Función de Auditoría Interna (AI) ha tenido que revaluar o reinventar dinámicas para poder cumplir con sus responsabilidades en sus empresas; sin embargo, hay que reconocer que el rol de AI tiene que ser más relevante para la empresa en estos momentos, mediante la aplicación de metodologías más robustas en la evaluación continua de riesgos que impactan los objetivos estratégicos del negocio ante la pandemia de COVID-19 y las medidas adoptadas por el Gobierno en el Estado de Emergencia Nacional en que nos encontramos. Dicha importancia se basa en que puedan aumentar las probabilidades de ocurrencia de riesgos relacionados con el uso inadecuado de capital de trabajo, factores de riesgos asociados al fraude y exposiciones elevadas a la ciberseguridad o accesos no autorizados.

En la siguiente publicación compartimos algunas consideraciones de cómo la función de Auditoría Interna podría reevaluar el alcance establecido en su plan de auditoría interna, aportando valor a la empresa y fortaleciendo su relación con el equipo ejecutivo de la empresa.

Contactos locales