close
Share with your friends

Mientras el mundo se prepara para una nueva realidad que sale de la pandemia COVID-19, hay una clara necesidad en este momento de replantearse cómo podemos reconstruir la economía y las sociedades globales para un futuro más resiliente y sostenible. Ahora más que nunca debemos ser conscientes de nuestro impacto en el planeta y nuestra vulnerabilidad a las amenazas de una escala global. La resiliencia, la mitigación, la preparación y el crecimiento sostenible están en la parte superior de la agenda en las salas de juntas, las cámaras legislativas y el dominio público. Los gobiernos de todo el mundo están recurriendo a la infraestructura como medio para impulsar el crecimiento económico. La priorización de proyectos de infraestructura verde a través de mecanismos como la financiación sostenible y criterios ESG sólidos puede ayudar a garantizar que salgamos de la crisis COVID-19 más resistentes para hacer frente a las amenazas inminentes, incluido el cambio climático. 

Las firmas miembro de KPMG están involucradas en esta transformación crítica de la industria, reuniendo nuestras respetadas prácticas de infraestructura y sostenibilidad para trabajar en estrecha colaboración con desarrolladores, operadores e inversionistas del sector privado y público en cuatro áreas clave. Juntos, los profesionales de KPMG están ayudando a los clientes a planificar, construir y administrar programas de infraestructura que sean ambientalmente resilientes, socialmente impactantes y ofrezcan un crecimiento económico sostenible para las generaciones actuales y futuras.

Four key enablers for achieving sustainable infrastructure - Text overlaid banner

Next steps