close
Share with your friends

Ante la pandemia por COVID-19, las empresas se apresuraron a implementar planes de continuidad de negocio para fortalecer su resiliencia en un momento en el que todas las industrias se han visto afectadas de manera distinta.

 

El identificar riesgos críticos es una condición indispensable para el desarrollo de las organizaciones. Los objetivos actuales de las empresas van desde brindar certidumbre al talento y los clientes hasta asegurar el cumplimiento regulatorio.

 

Según los resultados del sondeo “Liderando en tiempos de turbulencia” realizado en mayo de 2020 por KPMG en México , 80% de las empresas afirman contar con un plan de continuidad de negocio. Esto les permite ganar en resiliencia y ser capaces de implementarlo de inmediato en caso necesario, como ahora.

 

Según la misma encuesta, los 6 mayores riesgos que primero enfrentó la Alta Dirección debido a los efectos de COVID-19 fueron: riesgos de liquidez, operativos, de salud y seguridad del personal, riesgos por la interrupción en la cadena de suministro, de incumplimiento contractual con clientes y riesgos de ciberseguridad.

 

Por otra parte, el estudio indica que las empresas han intensificado el trabajo a distancia como medida para continuar algunas operaciones, al tiempo que cuidan la salud de la gente.

 

En este contexto, 66% de las empresas señala que sí cuenta con la infraestructura de Tecnologías de la Información1 necesaria, así como los suficientes controles internos y de ciberseguridad para esta nueva forma de operar ; 31% aún está estableciendo controles internos y de ciberseguridad, y 3% no cuenta con ellos1 .

 

Sin duda, ante los desafíos que se derivan de esta transformación, las organizaciones necesitan adaptarse y gestionar una correcta comunicación con todos los actores involucrados.

 

Una nueva realidad

Las empresas se irán encaminando progresivamente a una recuperación basada en el entendimiento de la nueva realidad, marcada principalmente por la transformación en la demanda de productos y servicios por parte del cliente en términos de formato, frecuencia, especificaciones, entre otros rubros.


Las alianzas entre productores y comercializadores resulta pieza clave para implementar la tecnología necesaria en los puntos de venta y, de este modo, obtener información que oriente asuntos de abastecimiento.


Meses después del inicio de la pandemia, las prioridades de los CEOs se han transformado, así como su percepción de los principales riesgos para sus negocios. De ahí, las respuestas de las principales empresas del mundo según la encuesta 2020 Global CEO Outlook2 muestran distintas preocupaciones que al principio de la emergencia.


¿Cuáles son los mayores riesgos para el crecimiento (de su empresa) hoy?

Talento 21%
Cadena de suministro 18%
Vuelta al territorialismo 14%
Clima laboral 12%
Ciberseguridad 10%
Tecnologías emergentes 7%

 

Conclusiones

Las organizaciones tienen el gran reto de mantenerse operando, proteger al talento, seguir construyendo relaciones cercanas con sus clientes y, al mismo tiempo, transformarse de cara a una nueva realidad, fortaleciendo su resiliencia en el marco de una cultura de colaboración.

De la sobrevivencia a la recuperación. KPMG en México 2020.

2020 Global CEO Outlook. Edición especial COVID-19. KPMG International.