close
Share with your friends
COVID-19: efectos contables del ISR

COVID-19: efectos contables del ISR

COVID-19: efectos contables del ISR

15/06/2020

 

Especialmente ante la coyuntura actual, es imperativo conocer los posibles efectos en el reconocimiento contable del impuesto sobre la renta (ISR) de las compañías, incluyendo estimaciones a fechas intermedias (NIC 12 y NIC 34).

Antecedentes

COVID-19 ha tenido un efecto significativo en los mercados mundiales provocando disrupción en las cadenas de suministro y producción, restricciones en la fuerza laboral y en los viajes, reducción de gastos y consumo, entre otras, que tienen consecuencias negativas en el desempeño financiero de las compañías.

Estos efectos y acciones pueden tener un impacto en el reconocimiento contable del ISR en los estados financieros de las compañías. Es por ello que abordamos los posibles efectos que se originan como resultado de las repercusiones de la pandemia de COVID-19 en los mercados económicos y financieros.

 

Principales efectos contables del impuesto sobre la renta

Estimación de la tasa anual efectiva de ISR en periodos intermedios

Incapacidad para hacer estimaciones confiables

Es posible que las compañías que empiezan a experimentar operaciones en punto de equilibrio o por debajo de, concluyan que no pueden estimar de manera confiable la tasa anual efectiva de ISR. También, que otras empresas cuyas operaciones se ven afectadas de manera diferente en distintas jurisdicciones fiscales, lleguen a la conclusión de que no están en condiciones de utilizar una tasa estimada anual efectiva de ISR y deben realizar cálculos por separado para una o más jurisdicciones fiscales.

Una compañía reconoce el gasto por ISR en periodos intermedios con base en la idea de que cada periodo interino es parte integral del periodo anual. Para hacerlo así, una compañía estima su tasa anual efectiva de ISR, y la aplica a los ingresos ordinarios del periodo intermedio acumulado; sin embargo, si una empresa no está en condiciones de estimar de manera confiable su tasa anual efectiva, la tasa anual efectiva del ISR del periodo acumulado puede ser la mejor estimación. Este podría ser el caso cuando un pequeño cambio en los ingresos ordinarios estimados genera una modificación relevante en la tasa estimada anual efectiva del ISR.

Además, cuando una compañía no está en condiciones de estimar de manera confiable partidas individuales en los ingresos ordinarios consolidados o el respectivo cargo o abono de ISR, el efecto fiscal de dichas partidas se debe reconocer en el periodo intermedio en el que estas tienen lugar. Por ejemplo, debido a la incertidumbre en las estimaciones de ingresos ordinarios o fluctuaciones por tipos de cambio, el impuesto en dicha jurisdicción se reconoce en el periodo intermedio en el que se reportan los ingresos ordinarios, o las fluctuaciones por tipos de cambio.

Una compañía puede identificar las condiciones después de la fecha del balance general, aunque antes de que se emitan los estados financieros que:

  • Afecten su estimación sobre la tasa anual efectiva de ISR
  • Sean eventos subsecuentes no reconocidos conforme a la norma contable correspondiente (NIC 10 - Eventos después de la fecha de reporte)

Consideramos que dichas condiciones se pueden incorporar de manera retroactiva en la tasa anual efectiva del ISR en el periodo intermedio que se informa, o en el periodo intermedio en el que se identificaron; sin embargo, la política contable debe aplicarse consistentemente.

Las compañías que han estado en condiciones de hacer estimaciones confiables en el pasado se podrían enfrentar a nuevos desafíos en el ambiente actual; por ejemplo, algunas compañías han retirado recientemente sus lineamientos de estimaciones anuales, otras podrían experimentar una contracción general en su negocio. Es posible que tengan que ajustar el nivel de precisión al cual estiman sus importes de ISR, ya que los cambios de la tasa anual efectiva estimada pueden ser más sensibles a posibles cambios razonables en los resultados operativos estimados.

Una compañía debería tomar en cuenta lo siguiente al momento de evaluar su capacidad para estimar de manera confiable su tasa anual efectiva de ISR:

COVID-19: efectos contables del ISR

Partidas excluidas de los ingresos ordinarios

Las partidas significativas poco usuales o que ocurren con poca frecuencia, que una compañía puede identificar con respecto al brote de COVID-19 incluyen, entre otros puntos, deterioro de activos o crédito mercantil, modificaciones a contratos de financiamiento y arrendamientos, así como reestructuras de deuda. Es posible que una compañía necesite reconocer esas partidas y sus respectivos efectos fiscales por completo en el periodo intermedio en el que ocurren.

Cuando una compañía estima la tasa anual efectiva del ISR, por lo general incluye todos los eventos que se espera que afecten el gasto o beneficio por dicho gravamen y los ingresos ordinarios durante el ejercicio fiscal; sin embargo, los ingresos ordinarios excluyen las partidas significativas poco usuales o que ocurren con poca frecuencia. Los efectos fiscales de las partidas significativas poco usuales o que ocurren con poca frecuencia se reconocen en el periodo interino en el que surge la transacción.

Prorrateo

Las compañías pueden estar experimentando niveles de cambio en las operaciones y la rentabilidad en diferentes jurisdicciones fiscales, por ejemplo: nacional contra extranjero, Estado A contra Estado B, así que necesitan considerarlos al momento de desarrollar su tasa estimada anual efectiva de ISR.

Pérdidas de periodos interinos

Es posible que las empresas que experimentan pérdidas ordinarias inesperadas debido a COVID-19 necesiten ajustar sus tasas estimadas anuales efectivas de ISR, limitar sus beneficios fiscales acumulados, o ambas medidas, si esas pérdidas ordinarias exceden las ordinarias esperadas de todo el ejercicio fiscal.

Una compañía reconoce los efectos fiscales de las pérdidas que surgen en periodos interinos, solo si es probable que los beneficios se realicen durante el ejercicio, por ejemplo, por medio de ingresos ordinarios esperados en periodos interinos posteriores o en un futuro ejercicio, o mediante el reconocimiento de un activo por impuestos diferidos. Como resultado, si una organización espera una pérdida por todo el ejercicio fiscal, debe incluir en su tasa estimada anual efectiva de ISR el importe del beneficio que estima realizar durante el ejercicio.

Información en Evolución

Los posibles efectos globales y económicos de COVID-19 siguen evolucionando con rapidez. Ante ello, es recomendable que las compañías monitoreen constantemente la situación y mantengan una comunicación estrecha con su Consejo de Administración, el área jurídica y otras áreas de servicio según avancen las circunstancias.

Contáctenos