close
Share with your friends
3 acciones para mantener la productividad de Auditoría Interna ante COVID-19

3 acciones para mantener la productividad de Auditoría

3 acciones para mantener la productividad de Auditoría Interna ante COVID-19

30/04/2020

 

Por: Alberto Dosal

 

En un entorno incierto como el que ha provocado la pandemia de COVID-19, es importante recalibrar de manera regular la perspectiva del equipo que trabaja a distancia, con el propósito de reconectarlos con los objetivos del área.

Es una situación atípica cuando un área, como la de Auditoría Interna, no tiene la posibilidad de trabajar hombro con hombro. Por lo tanto, los equipos que trabajen desde casa necesitarán diversos recursos tecnológicos y orientación acerca de cómo cumplir con las expectativas durante esta situación. Además, es necesario revisar el modelo bajo el cual opera el equipo, y realizar los ajustes necesarios para cumplir con las tareas asignadas.

 

La Dirección de Auditoría Interna deberá considerar los siguientes cambios en el modelo de trabajo de sus equipos:

— Existirá una mayor necesidad de sesiones virtuales, incluso entre diferentes husos horarios, así como sesiones de estatus más frecuentes para monitorear el avance de los proyectos. Si el personal es consciente de que las interacciones virtuales serán más frecuentes, entenderá que la Dirección continúa siendo responsable de la productividad de sus equipos y la entrega de resultados

— Este periodo representa una gran oportunidad para retar a la fuerza laboral para trabajar y pensar de manera diferente. Sin duda, Auditoría Interna no será inmune a una potencial postergación de las actividades, lo que resulta en una coyuntura para incrementar las capacidades de los miembros del equipo. Este periodo puede servir para retomar proyectos inconclusos y crear un impacto retando el marco bajo el cual se administran los riesgos en la compañía

 

Asimismo, es esencial evaluar las siguientes áreas en las que la estrategia digital puede tener una función importante, no solo para seguir siendo rentable durante este periodo de contingencia, sino para emerger como una función más ágil, eficiente y productiva. Para que las organizaciones puedan lograr dichos objetivos es esencial atender las siguientes tres áreas:

— Estudiar cuidadosamente cómo el análisis de datos a partir de fuentes de información centralizadas puede apoyar a realizar las auditorías internas sin la necesidad de la tradicional visita en sitio

— Incluir nuevas herramientas y formas de trabajo, por ejemplo, el uso de videos de vigilancia para evaluar que algunos controles físicos clave en las plantas de producción sigan operando. Es esencial revisar el plan de Auditoría Interna y el enfoque del mismo, ya que, si una auditoría necesita llevarse a cabo por medio de una visita física, se debe pensar en una forma creativa para hacerlo de manera remota, alcanzando una cobertura adecuada de riesgos

— Ser conscientes de las responsabilidades y complicaciones que se pueden generar en el hogar de algunos miembros del equipo de trabajo; hay que mantener una comunicación constante para apoyarlos en estos retos. Asimismo, es recomendable planear sesiones virtuales de socialización con el equipo de trabajo, tal como se planearía en la oficina. Es posible separar tiempo en la agenda para crear el ambiente idóneo para que el personal comparta las experiencias o anécdotas que ha vivido durante este periodo

 

La Alta Dirección es responsable de desarrollar un ambiente idóneo de trabajo, orientar y crear confianza en sus equipos de trabajo. Específicamente, el área de Auditoría Interna tiene que recordar que está dirigiendo un grupo de profesionales talentosos que trabajan mejor cuando están enfocados en el desarrollo de una solución a un problema, en contraste a una situación en la que se les instruye qué acciones tomar.

Contáctenos