close
Share with your friends
reformas-fiscales-2019

Reformas fiscales para 2019

Reformas fiscales para 2019

El 15 de diciembre de 2018, el Ejecutivo Federal presentó ante el Congreso de la Unión (Congreso), el paquete económico para el ejercicio de 2019, el cual incluyó las iniciativas de Ley de Ingresos de la Federación, el Presupuesto de Egresos de la Federación y los Criterios Generales de Política Económica.

 

El referido paquete económico fue aprobado sin mayores cambios por la Cámara de Diputados tres días después, y turnado a la Cámara de Senadores, quienes aprobaron, también sin mayores cambios, el paquete económico con fecha de 20 de diciembre de 2018.

 

En el flash fiscal titulado “Iniciativa de reformas fiscales para 2019” dimos a conocer los indicadores económicos, metas de recaudación y crecimiento económico. Como lo mencionamos en su oportunidad, el paquete económico no propuso nuevos impuestos, ni aumentos a los existentes, sino adecuaciones a las normas actuales.

 

A continuación, mencionamos los aspectos que consideramos más relevantes del paquete económico aprobado.

 

Compensación universal de saldos a favor

El Código Fiscal de la Federación contempla la posibilidad para los contribuyentes que tienen saldos a favor de que puedan compensar dichos saldos para el pago de cantidades que en su caso tengan a cargo en otras contribuciones, excepto en las derivadas del comercio exterior.

 

Derivado de los cambios aprobados en la Ley de Ingresos de 2019, a partir del 1 de enero los contribuyentes únicamente podrán compensar los saldos a su favor contra saldos a cargo derivados de la misma contribución. En materia del impuesto al valor agregado (IVA), se limita el uso de saldos a favor únicamente para acreditar en meses siguientes, o bien, para solicitar la devolución respectiva.

 

En lugar de hacer una reforma en el Código Fiscal de la Federación, la modificación se efectúo por medio de la Ley de Ingresos de la Federación, lo cual origina que dicho cambio únicamente tenga vigencia durante 2019. Además, llama la atención la falta de disposiciones transitorias que regulen las compensaciones que hasta 2018 estaban en proceso.

 

Este cambio afectará a contribuyentes que por su operación habitual generen saldos a favor, como pueden ser el sector primario y los exportadores, entre otros, que, no obstante que tengan saldos a favor, por ejemplo, en el IVA, deben utilizar recursos propios o pedir financiamiento para pagar las cantidades que estén obligados a pagar de otros impuestos, como podrían ser los pagos provisionales de impuesto sobre la renta (ISR), o bien, las cantidades que hubieran retenido en el ISR a sus empleados o proveedores, lo cual seguramente afectará su posición financiera y sus flujos de efectivo.

 

Se ha comentado que el Servicio de Administración Tributaria (SAT), por medio de reglas generales, emitirá algunas facilidades tendientes a una recuperación más ágil de los saldos a favor en aquellos contribuyentes que reúnan los requisitos que a juicio de las autoridades sean necesarios.

 

Amnistía en prevención de lavado de dinero

Por otro lado, un tema que puede ser favorable será la implementación de programas de autorregularización para aquellos sujetos obligados que realicen actividades vulnerables y que no se encuentren al corriente de sus obligaciones por el periodo comprendido del 1 de julio de 2013 al 31 de diciembre de 2018. Lo anterior, previa autorización del SAT y siempre que se encuentren al corriente de sus obligaciones del ejercicio 2019.

 

Al respecto, la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita y su marco regulatorio imponen diversas obligaciones a quienes realizan actividades vulnerables, dentro de las que se encuentran la identificación de clientes o usuarios, la presentación de avisos o informes, la elaboración de políticas de identificación, el mantenimiento de expedientes únicos de clientes o usuarios, entre otras.

 

El incumplimiento de estas obligaciones es sancionado con multas económicas de montos relevantes, la cancelación o revocación de permisos e, incluso, con penas de prisión tratándose de los delitos previstos por la mencionada ley, los cuales pueden ser impuestos a personas tanto físicas como morales.

 

En este contexto, no obstante que se establece que el SAT deberá publicar en el Diario Oficial de la Federación las reglas de carácter general que regulen los programas de autorregularización en un plazo máximo de 60 días contados a partir de la entrada en vigor de la Ley de Ingresos de la Federación, sería conveniente realizar un diagnóstico para identificar obligaciones en incumplimiento, particularmente las relativas a la presentación de avisos o reportes, para analizar los términos para acogerse al beneficio de la mencionada amnistía.

 

Finalmente, algunas de las actividades vulnerables por las que se podría estar obligado a la presentación de avisos, y en general al cumplimiento de las mencionadas obligaciones, son el ofrecimiento de operaciones de mutuo u otorgamiento de préstamos por parte de sujetos distintos a entidades financieras, la prestación de servicios de construcción y de diversos servicios profesionales, la recepción de donativos, así como operaciones de arrendamiento de bienes inmuebles, entre otras.

 

Estímulos fiscales

Con respecto a los estímulos fiscales previstos en la Ley de Ingresos, derivados de la adquisición o importación de diésel o biodiésel para actividades agropecuarias o silvícolas, así como el de transporte terrestre, público o privado, de carga o pasajeros, será necesario cuantificar los efectos que podrían tener los contribuyentes que utilizaban dicho estímulo para realizar sus pagos provisionales o retenciones de terceros, lo anterior, debido a que en 2019 deben aplicarse exclusivamente contra el ISR causado por el contribuyente en el ejercicio fiscal.

 

En lo que respecta al estímulo por el uso de la Red Nacional de Autopistas de Cuota, deben cuantificarse sus efectos para los contribuyentes que lo utilizaban contra sus pagos provisionales.

 

Retención del ISR por parte de instituciones del sistema financiero

Otro tema que podría resultar relevante es que durante 2019 las instituciones que componen el sistema financiero mexicano determinarán el impuesto a retener por intereses pagados considerando una tasa anual de 1.04% aplicable sobre el monto del capital que dé lugar al pago de los intereses. La tasa aplicable para 2019 sería 226% más alta que tasa anual de retención aplicada en 2018 que fue de 0.46%.

 

En la exposición de motivos se dice que la tasa se incrementó con respecto a la determinada para 2018 derivado del alza de tasas de interés de los instrumentos públicos y privados, así como de la disminución de la inflación mensual interanual promedio; ambas, consideradas en la determinación de dicha tasa, con base en su comportamiento durante el periodo de febrero a julio de 2018.

 

Cabe señalar que, por disposición de ley, esta retención constituye un pago provisional, pero esto sería para las personas morales o para las personas físicas que se encuentren obligadas a presentar su declaración anual del ejercicio, caso en el que el impuesto retenido se puede acreditar contra el impuesto a pagar en el propio ejercicio.
No obstante, existe una gran parte de la población que no cuenta con una cultura financiera para buscar los mejores rendimientos de sus inversiones y poder recibir intereses que, en muchas ocasiones, son inferiores a la inflación y que no están obligados a presentar declaración anual, por lo cual la retención de intereses incrementa aún más la pérdida real de su inversión.

 

Con el firme compromiso de analizar con usted el impacto y los beneficios que esta reforma podría tener en su negocio, ponemos a su disposición nuestro equipo multidisciplinario de Servicios Legales, Asesoría e Impuestos.

 

Contáctenos