close
Share with your friends

Un porcentaje importante de negocios en México son denominados “empresas familiares”, muchas de las cuales son pequeñas y medianas. La mayoría se encuentra en “modo de adaptación”, como consecuencia del crecimiento de su negocio o de la necesidad de reconfigurar sus modelos a nuevas necesidades y expectativas del mercado y de sus cadenas de valor, situación que origina retos, pero también grandes oportunidades, y representa un significativo potencial de mejora y desarrollo.

Ante esta realidad, los especialistas de KPMG Private Enterprise México apoyamos a los negocios familiares a optimizar operaciones y maximizar sus resultados, acompañándolos en el camino hacia un crecimiento sostenible. Trabajamos hombro con hombro con cada empresa familiar, con equipos multidisciplinarios, para ayudarle en diversos frentes: desde construir un gobierno corporativo robusto, implementar una eficiente administración de riesgos, establecer estructuras de oficinas familiares (family office), gestionar eficientemente y de forma segura aspectos fiscales corporativos y patrimoniales,  así como de capital humano, entre otros temas, para convivir de mejor forma con la nueva realidad, blindando aspectos clave para aprovechar las oportunidades que ofrece el entorno.

Principales servicios

1. Cumplimiento fiscal

El tema fiscal es prioritario para las empresas que buscan optimizar sus recursos económicos y tiempo, evitando cualquier tipo de multa. Para no caer en gastos innecesarios y pérdida de tiempo por sanciones, es vital que las empresas tengan el cumplimiento fiscal como una de sus prioridades.

2. Capital humano

Existen diversos factores que ponen a prueba las fortalezas de las organizaciones, desde la transformación de mercado hasta los cambios generacionales. Un enfoque de adaptación es vital para mantenerse competitivas, lo cual requiere contar con el talento idóneo en cada momento de su desarrollo. 

3. Gestión de riesgos

Estar conscientes de los riesgos propios de la empresa permite ajustar la estrategia, enfocándola en los objetivos de crecimiento. Un monitoreo constante de posibles riesgos brinda la posibilidad de anticiparse o reaccionar oportunamente ante factores internos o externos que pueden afectar al negocio.

4. Gobierno corporativo

Un marco eficiente de gobierno corporativo habilita un mejor desempeño de la compañía a corto, mediano y largo plazo, aumentando la transparencia y rendición de cuentas entre las partes interesadas, lo cual brinda confianza a los inversionistas.

5. Plan de sucesión

Uno de los principales retos que enfrentan las empresas es establecer a temprana edad un plan de sucesión que cubra elementos clave como la definición anticipada de la persona que ocupará el puesto de máxima responsabilidad, así como la ruta para dicha transición, alineándolos legal y fiscalmente con las obligaciones aplicables.

6. Crecimiento

Contar oportunamente con un plan de acción, tras haber identificado qué ingresos podrían apoyar el desarrollo del negocio ante condiciones adversas en el mercado, propicia la toma de decisiones acertadas en el momento adecuado, protegiendo los intereses de la organización.

7. Fortalecer el funcionamiento del modelo

Contar con una estructura clara de procesos que provea a las empresas familiares el andamiaje adecuado para que el negocio funcione hacia el logro de objetivos, así como el balance adecuado para controlar los elementos clave de la operación y una rendición de cuentas transparente, basada en información clara y oportuna,  que brinde tranquilidad a la familia sobre el desempeño del negocio y la forma en que los recursos son gestionados.

KPMG Private Enterprise México cuenta con especialistas que buscan impulsar el crecimiento de las empresas, compartiendo la experiencia y visión empresarial que ayuda a los negocios a prosperar.

¿Tienes lo que se necesita?