De acuerdo con el estudio de KPMG El impacto de los delitos financieros. Prevención, detección y respuesta, la mayoría de las organizaciones en México (83%) consideran que están expuestas ser víctimas de un fraude. Asimismo, el fraude interno es la principal modalidad de este tipo de crimen, con más de la mitad de los casos (62%). Por otra parte, también hay hechos de corrupción que pueden llevar al incumplimiento de regulaciones locales o internacionales, como el Foreign Corrupt Practices Act (FCPA) o el UK Bribery Act, generando multas imporantes.

Es importante que las empresas cuenten con la asesoría correcta para reducir su exposición a los crímenes financieros, al fraude, a la corrupción y a cuantiosas multas mediante el análisis proactivo o detectivo de su información financiera, contable u operacional. KPMG tiene la capacidad de analizar la información de las compañías e identificar transacciones anómalas, sospechosas o que no responden al comportamiento normal del negocio.

Mediante estos procedimientos, las organizaciones pueden identificar si existen colaboradores o proveedores “fantasma”, colusión entre trabajadores y proveedores, beneficios indebidos a terceros, gastos injustificados en tarjetas corporativas, diferencias en los pagos de nómina, entre otros. También es eficiente llevar a cabo procedimientos de text analytics para reconocer el uso de ciertas palabras en la contabilidad que pueden estar asociadas a hechos de corrupción o fraude.

En KPMG combinamos múltiples fuentes de información y diversos tipos de análisis para presentar una visión holística mediante tableros interactivos que permitan centrarse en los aspectos clave relacionados con la información analizada (fraudes, abuso, corrupción, entre otros.)

Contenido relacionado