close
Share with your friends

La contribución que se espera de los CEOs en el crecimiento y desarrollo de sus compañías está cambiando: hoy deben ser ágiles, ajustando sus acciones para responder rápidamente a las necesidades cambiantes de los clientes, la innovación tecnológica y el ritmo de la transformación. Asimismo, deben mantenerse abiertos a nuevas ideas, desafiando la gestión tradicional y el pensamiento organizacional. Los CEOs están desafiando las ideas tradicionales de gestión.

 

La contribución que se espera de los CEOs en el crecimiento y desarrollo de sus compañías está cambiando: deben ser ágiles, ajustando sus acciones para responder rápidamente a las necesidades cambiantes de los clientes, la innovación tecnológica y el ritmo de la transformación de la competencia. Asimismo, deben mantenerse abiertos a nuevas ideas, para desafiar la gestión tradicional y el pensamiento organizacional.

 

Un nuevo libro de jugadas

La resiliencia en el mercado dinámico de hoy se trata de la capacidad de evolucionar constantemente y adaptarse a los cambios acelerados. Esto requiere que los CEOs reaccionen con agilidad a las necesidades cambiantes de los clientes y enfoquen su esfuerzo hacia donde tendrá el impacto más significativo.

 

En este contexto, hay un sentido de urgencia, dado que los CEOs sienten que tienen menos tiempo que el que tenían las generaciones anteriores para causar un impacto. Cerca de tres cuartas partes (74%, 80% en México) consideran que la permanencia de un CEO es en promedio de cinco años, un lapso más corto que cuando comenzaron sus carreras. Dos terceras partes (67%, 78% en México) afirman que este promedio de cinco años significa que hay más urgencia de actuar con agilidad.

 

Marco conceptual en evolución

Para impulsar la innovación y el cambio, los CEOs necesitan prepararse para llevar a sus organizaciones por rumbos totalmente nuevos. Esto requiere una mentalidad de liderazgo que cuestione suposiciones y creencias antiguas, desafiando el statu quo si es que está frenando el crecimiento y desarrollo de las empresas. Los resultados de Global CEO Outlook sugieren algunas cualidades que serán críticas para generar nuevas ideas e impulsar cambios radicales.

 

En primer lugar, los líderes deben estar estrechamente conectados con sus clientes, manteniendo un diálogo y entendiendo sus valores y necesidades. En este sentido, 71% de los CEOs (62% en México) afirman que sienten como una responsabilidad personal garantizar que las políticas ambientales, sociales y de gobernabilidad (ESG, por sus siglas en inglés) de la organización reflejen los valores de sus clientes.

 

En segundo lugar, los CEOs deben equilibrar la información basada en datos sobre las necesidades y los requisitos de los clientes con su propia experiencia e intuición. El estudio muestra que 71% de los CEOs (60% en México) han ignorado ideas basadas en datos, porque eran contrarias a su propia experiencia o intuición. Para obtener valor de analíticos cada vez más sofisticadas, los CEOs deben asegurarse de que pueden confiar en los hallazgos que se encuentran frente a ellos. Construir un marco de controles y balances es crucial. Esto implica asegurarse de que los algoritmos no se basen en información sesgada y que estén establecidas medidas de control de calidad diligentes para que puedan tomar más decisiones basadas en datos con mayor confianza.

 

Finalmente, los CEOs necesitan crear un entorno en el que la disposición a cambiar se reconozca como una fortaleza, no como una debilidad. Cerca de tres cuartas partes (74%, 64% en México) dicen haber dado un paso en falso significativo al principio de su carrera —como emprender un negocio que finalmente no tuvo éxito—, pero que pudieron aprender de dicha experiencia.