Las tensiones geopolíticas actuales, combinadas con una intensa incertidumbre en las cadenas de suministro, han dado como resultado un aumento en los precios de los hidrocarburos. Este entorno de precios crea desafíos importantes a medida que aumenta el escrutinio externo. 

En este complicado entorno, el sector debe continuar fortaleciendo sus defensas y controles en torno a diferentes riesgos como la ciberseguridad. Sin duda, la industria del petróleo y el gas es un objetivo principal para las amenazas cibernéticas y la industria debe planificar futuras amenazas

Contacta