Las personas primero

En los últimos 18 meses, el mundo se ha acelerado y no solo como consecuencia del impulso que ha experimentado la digitalización. En las economías más avanzadas, la sociedad se muestra más reivindicativa, especialmente en el ámbito de la lucha contra la desigualdad. Según los resultados de este estudio, los CEO son conscientes de esta realidad y reconocen que sus empresas tienen la responsabilidad de generar valor no solo para sus accionistas, sino también para el conjunto de la sociedad.

En España, el 82% de los primeros ejecutivos asegura que la pandemia ha impulsado a orientar sus programas de ESG hacia el componente social, en línea con lo que ocurre en el conjunto de los 11 mercados en los que se ha realizado esta encuesta (81%).

No obstante, existe cierto desequilibrio entre la responsabilidad que los CEO asumen a la hora de promover el progreso social y su capacidad para satisfacer las expectativas en un área tan crítica como la diversidad.  En España, mientras que un 78% de los primeros ejecutivos apunta a que su responsabilidad personal a la hora de afrontar los retos sociales se incrementará, un 46% prevé que, ante el rápido crecimiento que están experimentando las demandas de sus grupos de interés en aspectos como la diversidad, la inclusión y la igualdad, podría tener dificultades para cumplir con las expectativas.

Estos datos presentan diferencias significativas con los recogidos en el ámbito global, donde el porcentaje de los CEO que prevén tener una mayor responsabilidad es siete puntos inferior y el de aquellos que anticipan que tendrán dificultades para cumplir con las expectativas de diversidad de sus grupos de interés supera en 10 puntos al registrado en España. Por tanto, el desequilibrio que se apuntaba anteriormente es sensiblemente mayor en el ámbito global que en el nacional.

Para afrontar los retos relacionados con la diversidad, la igualdad y la inclusión en la empresa, es preciso que los CEO ejerzan una escucha activa con el fin de identificar los aspectos que más preocupan a sus empleados. Asimismo, será necesario establecer objetivos claros y medibles que permitan calcular la evolución de la compañía en esos ámbitos.

Colaborar para impulsar la sostenibilidad

Luchar contra el cambio climático y reducir las emisiones de carbono hasta alcanzar el objetivo cero nunca ha tenido tanta importancia. El último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU, publicado en agosto de 2020, alertó de que la temperatura media del planeta podría incrementarse en 1,5 grados centígrados para 2040.

Lograr avances en materia de sostenibilidad, incluyendo la lucha contra el cambio climático y la descarbonización de la economía, requiere una estrecha colaboración público-privada. Los CEO prevén que sus empresas destinen una parte significativa de sus ingresos en ser más sostenibles. En España, un 26% apunta a que su organización invertirá más del 10% para alcanzar ese objetivo, porcentaje cuatro puntos inferior al global (30%).

KPMG!

¿Qué porcentaje de los ingresos de la compañías planea invertir en proyectos que la hagan más sostenible?

“Un 26% de los CEO españoles destinará más del 10% de los ingresos de la compañía a proyectos que la hagan más sostenible”.

Fuente: KPMG 2021 CEO Outlook

No obstante, los primeros ejecutivos también destacan que estos retos precisan de un esfuerzo similar por parte de los gobiernos:

Conectar la estrategia ESG con los resultados financieros

La sociedad exige objetivos ESG más ambiciosos, pero ¿están tomando los CEO las medidas necesarias para hacerlos realidad? Para responder a las demandas de los ciudadanos, es necesario que los primeros ejecutivos tomen sus decisiones respondiendo a un propósito que genere confianza en la sociedad. Asimismo, deben alinear sus inversiones en sostenibilidad y digitalización. El 82% de los CEO españoles afirma que ya están alineadas, porcentaje siete puntos superior a la media global. Si tenemos en cuenta el capital que los CEO prevén destinar a sostenibilidad, es fundamental que las inversiones en digitalización contribuyan a responder a los retos en materia de ESG de la compañía.

Cuando valoran el impacto de las estrategias ESG en sus resultados financieros, los CEO españoles muestran una opinión significativamente más positiva que la media global: la mitad (50%) afirma que mejorarán los resultados financieros, frente al 37% que así lo cree en el conjunto de los 11 países en los que se ha realizado la encuesta.

En ambos contextos, nacional y global, los CEO son conscientes de que uno de los principales retos a los que deben responder sus programas de ESG es comunicar de forma efectiva los logros obtenidos. Tanto es así que en España uno de cada tres (34%) afirma que tiene dificultades para construir un discurso convincente en este ámbito. Cabe destacar que este porcentaje es ocho puntos inferior a la media global (42%).

Abordar este reto es clave ya que el escrutinio de los inversores sobre el desempeño en materia ESG de las empresas es cada vez mayor. Tanto en el ámbito nacional como en el global, el 58% de los CEO señala que las demandas de los grupos de interés (inversores, reguladores, clientes) en reporting y transparencia sobre asuntos ESG se ha incrementado significativamente.

Explora el CEO Outlook