close
Share with your friends

Ya en su vigesimosegunda edición, la Encuesta para CIO de 2020 de Harvey Nash/KPMG es el estudio destinado a directivos de TI más importante del mundo, con más de 4.200 respuestas de directores de TI y ejecutivos de tecnología en 83 países.

El informe de este año abarca conclusiones tanto previas al brote de COVID-19 como durante la pandemia. Juntas nos aportan una visión única del antes, durante y tras la primera oleada de coronavirus.

Sus dramáticos efectos son indudables en prácticamente todos los aspectos de los negocios y de la vida privada. Con la pandemia quedó al descubierto la creciente brecha digital, cambiaron algunas prioridades y se intensificaron muchos de los retos a los que las funciones de TI ya se enfrentaban antes de la aparición de la COVID-19. Sin embargo, también siguen vigentes cuestiones fundamentales, como las dos principales prioridades para los consejos de administración: 1) mejorar la eficiencia operativa; y 2) mejorar la vinculación con el cliente; ambas prioridades ya históricas para los responsables de tecnología.

Algunos se adentraron en este periodo de pandemia mejor posicionados para realizar ajustes y aprovechar las nuevas oportunidades. En nuestro informe especial, IT in the New Reality (La TI en la nueva normalidad) compartimos cuatro modelos de patrones de recuperación económica. Aunque la recuperación será distinta en cada sector, país y empresa, la urgencia de actuar con decisión es un factor común a todos ellos.

Principales conclusiones de la encuesta

  • Presupuesto adicional para TI: los responsables mundiales de TI señalaron un gasto medio adicional del 5% del presupuesto de tecnología para hacer frente a la crisis de la COVID-19.
  • Aumento de las amenazas de ciberseguridad: más de cuatro de cada diez organizaciones (el 41%) han experimentado un aumento de los incidentes, sobre todo, ataques de spear phishing o malware.
  • Falta de capacidades, incluso en una pandemia: por primera vez en la historia de esta encuesta, la experiencia y conocimientos en ciberseguridad ha pasado a ser el conjunto de capacidades más demandado, especialmente en el ámbito de la seguridad en la nube y la seguridad de los datos.
  • Aumento exponencial del teletrabajo: el 43% de nuestros encuestados ha implantado el teletrabajo en sus plantillas y una cuarta parte de los responsables de TI prevé que más de la mitad de su personal seguirá trabajando principalmente desde casa.
  • Inversiones en tecnología: casi la mitad (el 47%) de los encuestados afirma que la pandemia ha acelerado de forma permanente la transformación digital y la adopción de tecnologías emergentes.
  • Atención a la salud mental: el 84% de los responsables de TI afirmó estar más preocupado por la salud mental de su equipo y resulta alentador constatar que el 58% cuenta con programas para respaldar el bienestar mental.
  • Los responsables de TI perciben tener más influencia: más de seis de cada diez encuestados coinciden en o creen firmemente que su influencia ha aumentado a raíz de la pandemia. Sin embargo, esto no se refleja en la composición de los consejos, donde los CIO han pasado de tener una presencia del 71% en 2017 al 61% actualmente.
  • La diversidad en los equipos fomenta mejores resultados empresariales: más de dos tercios de las organizaciones cree que la diversidad ha potenciado la confianza y la colaboración en el equipo de TI.