close
Share with your friends

Crecer en un escenario adverso

La crisis provocada por la COVID-19 ha influido decisivamente en la expectativas de crecimiento de la economía mundial de las primeros ejecutivos de las empresas. Un 32% se muestra más pesimista sobre el crecimiento de la economía en los próximos 3 años en comparación con principios de año. Ese porcentaje se reduce al 17% si lo que se valora es el crecimiento de la empresa en ese periodo.

¿Cómo han evolucionado sus expectativas de crecimiento para los próximos tres años en comparación con las que tenía a principios de 2020?
¿Cómo han evolucionado sus expectativas de crecimiento para los próximos tres años en comparación con las que tenía a principios de 2020?

Acelerar la digitalización

El crecimiento que puedan experimentar en los próximos meses las empresas estará estrechamente ligado a su capacidad para emprender y consolidar su digitalización. La pandemia ha contribuido a acelerar ese proceso: la amplia mayoría de los encuestados asegura que su nivel de digitalización se encuentra meses por delante de lo esperado en aspectos como la experiencia del cliente (53%) o el modelo operativo (50%). En este último ámbito, un 30% asegura que se encuentra años por delante de los esperado.

¿En qué grado se ha acelerado la digitalización de su empresa?
¿En qué grado se ha acelerado la digitalización de su empresa?

Para un tercio de los encuestados (33%), el principal obstáculo para acelerar su proceso de digitalización es la incertidumbre sobre los escenarios operativos en los que se desarrollará su actividad en el futuro. Cerca de una quinta parte (19%) destaca la dificultad en tomar decisiones relacionadas con la tecnología de forma rápida.

Nuevos retos

La pandemia ha cambiado el escenario en el que las empresas desarrollan su actividad: ahora deben enfrentarse a desafíos que tenían un nivel de incidencia limitado en su negocio hace unos meses. De este modo, los riesgos que los principales ejecutivos de las compañías reflejan en sus agendas han cambiado:  si en la encuesta realizada entre enero y febrero, los riesgos relacionados con la gestión del talento (retención de empleados clave, atracción, productividad) ocupaban la posición número 12 en la escala de retos para el crecimiento, en el sondeo realizado entre julio y agosto la lideran (21%). 

A continuación, se sitúan los riesgos relacionados con la cadena de suministros (18%, escalando siete posiciones desde la encuesta realizada entre enero y febrero), uno de los ámbitos que se han visto más afectados por los confinamientos decretados para limitar la propagación de la enfermedad.

En tercer lugar, se encuentran los riesgos relacionados con un posible auge del proteccionismo, que podría provocar el encarecimiento de materias primas y productos (gráfico 7).

¿Cuál considera que es el principal riesgo para el crecimiento? (Global)
¿Cuál considera que es el principal riesgo para el crecimiento? (Global)

Reflexiones para la nueva realidad

La supervivencia de las empresas está estrechamente ligada a la digitalización: a partir de los datos de los que disponen pueden construir modelos que les permitan predecir cambios en el comportamiento y necesidades de los clientes y adaptar su estrategia. Antes de la pandemia, las empresas consideraban que los principales obstáculos para la digitalización eran el peso de la tecnología anterior y la dificultad para analizar datos de forma efectiva. Ahora el foco está puesto en la necesidad de implicar a toda la organización en la transformación digital, lo que requierer actualizar y potenciar las capacidades de sus empleados.

Contenido relacionado