close
Share with your friends

Reto

Desde que Reino Unido decidiese tras un referéndum abandonar la Unión Europea hace más de tres años, el Brexit ha estado en la agenda de todas las compañías con intereses en el país. Prepararse para un futuro incierto mientras ambas partes negociaban los términos de la salida ha sido un reto especialmente complejo para los sectores más regulados, como el financiero.

Era el caso de Admiral, compañía del sector seguros que tenía como objetivo garantizar su actividad independientemente del desenlace de las negociaciones entre Reino Unido y la UE. “Nuestro reto era poder seguir operando pese a que se produjera un Brexit ‘duro’, y que este proceso no afectara a nuestros clientes, que son nuestra principal preocupación, explica Elisa de Blas, directora general de Admiral Europe.

La aseguradora, cuya sede europea estaba en Cardiff, decidió iniciar un proceso de relocalización con el objetivo de no perder su pasaporte financiero comunitario y continuar operando en los países europeos en los que tiene una amplia presencia: España, Italia y Francia. “Empezamos un proyecto complejo, con muchas partes implicadas, asesores y, sobre todo, unos deadlines muy estrictos”, recuerda De Blas.

Ante esa necesidad de gestionar un entorno incierto, Admiral decidió confiar en KPMG. La capacidad multidisciplinar, carácter internacional y amplio conocimiento de un sector regulado y con múltiples factores fueron clave en la decisión. “Mantenemos una relación de confianza, transparente y sobre todo, conocéis un modelo de negocio que es muy complejo”, explica la directora general de la compañía. 

Solución

Tras un proceso de análisis, Admiral decidió localizar en España su sede europea. Como factores clave, la compañía destaca su experiencia y presencia consolidada en España, el entorno económico estable y la existencia de un marco regulatorio claro y transparente. Además, el órgano supervisor español aportó la confianza y deseo de facilitar la transición a una compañía con un modelo de negocio complejo.

Una vez tomada la decisión, el equipo de KPMG España, formado por profesionales de Abogados y Advisory, comenzó a trabajar de forma conjunta con KPMG UK para garantizar un proceso sin fisuras. El asesoramiento fiscal junto con la aceleración en el proceso de obtención de licencia, permitió localizar la sede de Admiral en España de una forma rápida y eficiente. 

Nos anticipamos al Brexit en un momento en el que todavía nadie sabía qué iba a pasar con un impacto prácticamente nulo para nuestros clientes.

Elisa de Blas
Directora general de Admrial Europe

Actividades

Reorganización del grupo
En el desarrollo de la filialización fue necesario un proceso de reorganización del negocio de Admiral Europe, en que el equipo de KPMG participó a efectos de su diseño, implementación y seguimiento.

Asesoramiento fiscal
En el marco de reorganización de la compañía.

Obtención de licencia
Gracias a KPMG, Admiral Europe gestionó de forma rápida y eficaz la autorización con el Ministerio de Economía para operar como compañía aseguradora en Europa. 

Resultado

Gracias al trabajo conjunto de KPMG y Admiral Europe, el 1 de enero de 2019 la aseguradora pudo comenzar a operar con su sede en España.  “Nos anticipamos al Brexit en un momento en el que todavía nadie sabía qué iba a pasar, y operamos en nuestras localizaciones europeas con una nueva estructura sin problema, y con transparencia y un impacto  prácticamente nulo en nuestros clientes”, explica Elisa de Blas.

Contenido relacionado