close
Share with your friends

Marta, Victoria, Bea, Iciar o Zsofia son nombres de mujeres que guardan historias que las han transformado. Entre sus muchas tareas en los departamentos de Fiscalidad, Legal o asesoramiento financiero de KPMG, han sacado un hueco para convertirse en mentoras de mujeres en búsqueda de una segunda oportunidad. Gracias a la Fundación Quiero Trabajo, ayudan a mujeres sin suerte, que no han podido acceder a una formación o que tuvieron que huir de sus países ante la ausencia de oportunidades. Otras se han visto atrapadas bajo la lacra de la violencia de género.

Son mujeres que quieren valerse por sí mismas, rehacer su vida y poder mantener a sus hijos, pero que miedos e inseguridades alimentados durante muchos años hacen que una entrevista de trabajo sea un muro infranqueable. El simple hecho de acompañarlas ayudarlas a elegir la ropa más adecuada en alguno de los show room que la Fundación Quiero Trabajo tiene en Madrid o Barcelona y preparar las preguntas complicadas, hace que 8 de cada 10 participantes encuentre trabajo. Americana azul de Massimo Dutti, una camisa de El Corte Inglés, un pañuelo de Cortefiel o pendientes de Dayaday, son algunas prendas que estas empresas ceden a la Fundación como parte de sus planes de responsabilidad corporativa.

Iciar

Necesitan un apoyo, alguien que les de confianza y que les quite el pánico a no saber qué responder o cómo explicar que abandonaron los libros para poder ayudar a la economía familiar". No son situaciones fáciles, "algunas candidatas hasta ahora no se han enfrentado a una entrevista formal y nunca han tenido un contrato laboral; otras tienen estudios universitarios y experiencia laboral previa pero no cuentan con una red de contactos y apoyo propio. Muchas han tenido trabajos esporádicos e inestables y quieren darle un giro importante a sus vidas.

Zsofia Troll

Creo que es importante impulsar el cambio y sentirte parte de un todo. Con pequeños gestos podemos ayudar mucho, pero sigo pensando que la experiencia nos aporta mucho a las voluntarias que participamos. Me ha enseñado a valorar lo que tenemos y disfrutar más de las pequeñas cosas.

Marta Jiménez-Laiglesia

Marta

En otras ocasiones el problema es la sobrecapacitación. Licenciadas en derecho en Ecuador que no saben si deben decir o no sus los estudios que poseen para una posición de auxiliar administrativo, o mujeres de más de 50 años con tres idiomas que después de haberse apeado del mundo laboral para cuidar de sus hijos necesitan reincorporarse y ven en su edad un freno para cualquier posición.

Iciar

Trabajamos su capacidad de expresarse y centrar el discurso, de describir sus fortalezas para dar una buena primera impresión y saber cómo presentarse. En contra de lo que todos prejuzgamos, en realidad son mujeres muy fuertes y valientes, que sólo necesitan que se les enseñe a venderse adecuadamente.

Iciar Hermoso

La Fundación KPMG organiza a las voluntarias para que al menos una vez al mes puedan atender las sesiones con participantes del programa. En Barcelona, donde la Fundación Quiero Trabajo desarrolla su actividad desde 2017, Victoria Clemente es la voluntaria más antigua, una veterana que ya ha ayudado a más de 30 participantes. 

Mi experiencia es que me ha acercado a realidades muy distintas a la mía en las que he aprendido mucho de la valentía de todas las mujeres a las que he tenido la suerte de apoyar. Es muy reconfortante y ejemplarizante el mensaje que en cada mentorización me he llevado.

Victoria Clemente

Victoria
Beatriz Chamorro

En ocasiones son personas muy pesimistas y con autoestima baja. Durante la sesión fuimos mejorando su predisposición, postura y tono de voz, le hice ver algunos elementos negativos que incorporaba en el discurso para tratar de evitarlos. Es importante mirar a los ojos y dar respuestas directas a lo que se pregunta o preparar cuestiones complicadas como por qué terminó su último trabajo. En otras ocasiones ensayamos como hacer una entrevista grupal, destacando mensajes con seguridad pero sin avasallar

Beatriz Chamorro

El pasado día 6 de marzo, coincidiendo con la semana del Día de la Mujer, algunas de las voluntarias de KPMG participaron en el programa La Linterna de Ángel Expósito, en la cadena COPE.

Historias de mujeres que cambian la vida de otras mujeres