close
Share with your friends

La pandemia por COVID-19 ha transformado de forma imprevista y radical el escenario económico global. Gobiernos y empresas de todos los países afectados han puesto en marcha medidas para frenar, por un lado, la rápida expansión del virus entre la población y, por otro, paliar las consecuencias económicas y empresariales de la crisis que está alterando ya el funcionamiento cotidiano de las empresas.

¿Qué medidas pueden adoptar las empresas ante el impacto del COVID-19? Sin duda, es importante poner en marcha planes de continuidad y contemplar en ellos tanto factores operativos como regulatorios y financieros. Aspectos como la continuidad de los procesos centrales de su negocio en los diferentes escenarios potenciales, el control de la tesorería, el mantenimiento de la cadena de suministro o la gestión de recursos humanos son algunos de los más relevantes a contemplar. También el análisis y gestión de los aspectos regulatorios y fiscales que puedan derivarse del COVID-19. 

Estrategia, plan de choque y gestión de crisis

Las empresas afrontan un periodo especialmente complejo ante la evolución del COVID-19. Una crisis sanitaria global, con una indudable repercusión en la economía e impacto en numerosas áreas de negocio. Ante esta incertidumbre, KPMG pone a disposición de las compañías su conocimiento y experiencia con el objetivo de ayudarlas a mitigar los efectos derivados del Coronavirus. Trabajaremos para restablecer lo antes posible el normal funcionamiento de la economía y los mercados, situando la salud y bienestar de la sociedad como prioridad.

Gestión financiera
Empleados, clientes y proveedores
Compliance y riesgos

Contenido relacionado

Contacta