close
Share with your friends
Tendencias retributivas y de RRHH 2019

Tendencias retributivas y de RRHH 2019

Tendencias retributivas y de RRHH 2019

Los departamentos de Recursos Humanos ganan peso en las compañías, con el objetivo de acompañar al negocio en sus principales retos: la transformación digital y el crecimiento. Unos aspectos para los que atraer y retener el mejor talento es clave en la estrategia empresarial.

Por segundo año, KPMG analiza las principales tendencias y políticas en materia de retribución de los departamentos de Recursos Humanos, además de su evolución respecto al año pasado. Asimismo proporciona una visión global de la transformación que afronta este departamento en un contexto marcado por el optimismo y el crecimiento.

El documento parte del análisis de la estrategia retributiva y las prioridades para los departamentos de RRHH, para luego dibujar los principales factores que garantizan un buen gobierno en las remuneraciones. Asimismo, se desgranan las principales novedades normativas en materia retributiva.

Para realizar este informe, se ha encuestado a 244 empresas, que representan los principales sectores de la economía española y con diferentes tamaños en cuanto su facturación y número de empleados. 

Algunas conclusiones:

  • Ante la perspectiva de crecimiento de la mayoría de compañías españolas, el área de Recursos Humanos sitúa entre sus principales objetivos garantizar la sucesión de posiciones clave (49%) y optimizar su función (45%).
  • Entre las prioridades en materia de retribución, Recursos Humanos sitúa la revisión de las políticas retributivas (45%), como consecuencia entre otros de los nuevos modelos organizativos y nuevas formas de trabajar.
  • De cara a 2019 se observa una moderación en las subidas salariales, que se sitúan alrededor del 2% en la mediana.
  • Siete de cada diez empresas se basan en el mérito como criterio para incrementar los salarios, aunque no todas cuentan con herramientas para realizar una evaluación homogénea en toda la organización.
  • El peso de la retribución variable continúa incrementándose, alcanzando un 42% frente al 20% del año anterior.