El desarrollo de un nuevo concepto de movilidad requiere la renovación de la cadena de valor del sector Automoción, una industria estratégica para la economía española ya que supone el 10% del PIB nacional.

Para favorecer la creación de este nuevo ecosistema, se ha aprobado el PERTE del vehículo eléctrico y conectado (VEC), dentro del Plan de Recuperación y Resiliencia, una iniciativa integral sobre la cadena de valor industrial del VEC con el objetivo de crear el entorno necesario para que se pueda desarrollar y fabricar de manera integral en España.

Para lograr este objetivo, se ha planteado la inversión total 24.000 millones de € entre 2021-2023, a través de proyectos que favorezcan no solo la producción del VEC, sino la creación de un entorno favorable a la nueva movilidad sostenible.  

La opinión de nuestros expertos

Más sobre Fondos Europeos