Reto

Factoría Naval de Marín S.A. entra en concurso de acreedores. Como Administradores concursales nuestro objetivo era encontrar un comprador de la unidad productiva, que permitiera conservar el negocio, la mayoría de los empleos y además maximizar el recobro de los acreedores. Para ello era necesario que la unidad productiva siguiera viva. La empresa estaba muy endeudada y no tenía viabilidad, pero la unidad productiva en si misma generaba mucho valor.

Solución

En una empresa en concurso de acreedores conseguimos la venta de una unidad productiva por un precio significativo en unos plazos que eran claves, manteniendo el astillero con vida, los empleos y la máxima recuperabilidad de la deuda para los acreedores.

Actividades

  • Buscar una solución novedosa y que generara valor 
  • Desarrollar un proceso de venta competitivo y transparente
  • Cumplir con el calendario acordado y con los requisitos de la Ley Concursal  

Por qué KPMG

Desde KPMG Abogados y el área de Restructuring de KPMG hemos diseñado un servicio específico para buscar la solución más eficiente en este tipo de operaciones basado en:

  • Identificar las mejores oportunidades en concursos a través de nuestro contacto continuo con administradores concursales, abogados, fondos etc.
  • Aportar una visión completa de la operación al involucrar perfiles de todas las áreas clave: consultores de negocio, economistas, abogados, fiscalistas y especialistas sectoriales.
  • Realizar un proceso ágil y fluido ya que tenemos acceso directo a todas las partes implicadas.
  • Nuestra experiencia en esta clase de operaciones que minimiza el riesgo de fracaso de la operación e incluso fortalece la actividad de la unidad productiva.

Resultados

Aportamos valor añadido a la sociedad permitiendo la preservación de puestos de trabajo y tejido empresarial, otorgando confianza al proceso y ayudando a la recuperabilidad de los acreedores.

Te ayudamos en situaciones de insolvencia

Contenido relacionado