close
Share with your friends

El 44% de las empresas frenó inversiones en 2019 por la incertidumbre política

Perspectivas España 2020

El 51% de los empresarios y directivos encuestados cree que la prioridad económica para el Gobierno Central durante los próximos 12 meses debe ser la eficiencia del gasto público. Le siguen las reformas estructurales, para el 45%, y la reforma del sistema educativo, para el 41%.

Contenido relacionado

Perspectivas España 2020
  • El aumento de las cotizaciones a la Seguridad Social tuvo un impacto negativo para el 71% de los empresarios y directivos encuestados.
  • Riesgos regulatorios, de demanda y fiscales, los que más preocupan a los directivos y empresarios españoles para la marcha de sus negocios.
  • Las medidas para impulsar la igualdad de género en las empresas en 2019, las mejor valoradas por las empresas de entre las iniciativas del Gobierno en 2019.

Los empresarios españoles son realistas. Hace tiempo que han interiorizado la desaceleración económica prevista a nivel mundial y en España. Su visión sobre la economía para 2020 es cauta, pero no negativa. Asumen que habrá menor crecimiento, pero intentarán gestionarlo y compensarlo. Ante esto y según el informe Perspectivas España 2020, realizado por KPMG en colaboración con la CEOE entre los pasados meses de noviembre y enero, el 55% de los empresarios españoles calificaban de regular la situación de la economía española, mientras que un 59% espera que empeore a lo largo del año. Es un porcentaje superior al 48% de la anterior edición. Desde el punto de vista de la inversión el 42% (49% el año pasado) prevé aumentar sus inversiones; mientras un 18% (15% el año pasado) contempla recortarlas. La mayoría (40%) confía en mantener el volumen inversor sin cambios. Sin embargo, el 44% de los encuestados reconoce que la incertidumbre política frenó en 2019 sus decisiones de inversión, frente al 31% del año pasado.

Para Hilario Albarracín, presidente de KPMG en España, “La visión de los empresarios españoles sobre la economía para 2020 es cauta. Aunque un 59% estima que la economía española en su conjunto empeorará en los próximos 12 meses, un porcentaje similar (58%) también espera incrementar ventas, manteniendo plantilla e inversión. En este contexto, las herramientas tecnológicas, la contratación y la formación de los trabajadores aparecen entre las prioridades de inversión de los directivos para los próximos meses”.

Por parte de CEOE, su presidente, Antonio Garamendi, ha afirmado que “el informe deja claro que el parón político que vivimos en 2019 ha pasado factura a las decisiones de inversión de muchas empresas por lo que, ahora que tenemos un Gobierno formado, es el momento de ponerse en marcha y tratar de llevar a cabo las reformas que realmente necesita España”.

En el marco de desaceleración, los empresarios tienen confianza en la resiliencia de sus organizaciones y creen que sus magnitudes de negocio evolucionarán bien en 2020, aunque muestran una natural moderación respecto a la edición anterior. A pesar de ser encuestados antes de la crisis sanitaria del coronavirus, la mayoría de los directivos y empresarios (58%) espera un crecimiento de las ventas en 2020, cifra ligeramente inferior al 69% registrado en la pasada edición.

Lo mismo en cuanto a la presencia internacional: no hay prácticamente cambios respecto al año pasado. Un 34% espera aumentar su inversión fuera de nuestras fronteras, un 40% la recortará y solo un 4% prevé reducirla. Entre los países preferidos como destino de las inversiones internacionales figuran Francia, Alemania, Italia y Reino Unido.

Impacto de las políticas económicas

En cuanto a la política económica, en general los empresarios y directivos califican como “neutras” la mayoría de las medidas adoptadas por el Gobierno (impulso de la diversidad, nuevos requisitos de información no financiera, Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), registro del horario laboral). En cambio, un 71% de los encuestados cree que la subida de cotizaciones tuvo un impacto negativo, así como el registro de jornada (46%).

En este sentido, el 72% ha dicho que la situación política en su negocio ha tenido un impacto negativo en 2019 (por encima del 67% del año pasado). De este 72%, un 62% dice que ha frenado decisiones de inversión, muy por encima del 47% del año pasado. Este 62% supone el 44% del total de la muestra de empresarios encuestados. Otro 37% (versus el 26% anterior) apunta que ha retrasado normativas que afectaban a su compañía y otro 33% reconoce que ha paralizado decisiones de contratación de personal, 11 puntos más que el año pasado (22%). La mayoría coincide también en señalar que se ha visto afectada la imagen del país (55% este año y 49% el pasado).

Mención aparte merecen las valoraciones en materia de diversidad e igualdad. Al respecto, al tiempo que las grandes compañías se otorgan una media en diversidad de género del 8,2 sobre 10, las iniciativas para impulsar la igualdad de género del Gobierno en 2019 son las mejor valoradas por las empresas, de entre todas las políticas desplegadas.

Preguntados por las prioridades que debería tener el Gobierno este año en materia económica, señalan por este orden, la eficiencia del gasto público, las reformas estructurales y la reforma del sistema educativo. Para las administraciones autonómicas, las prioridades deberían ser la eficiencia del gasto público, la disminución de la presión fiscal y la simplificación administrativa, según las respuestas recabadas este año en Perspectivas España 2020.

Riesgos regulatorios, de demanda y fiscales son los que más inquietan este año a los directivos y empresarios españoles. La ciberseguridad preocupa a uno de cada cuatro, pese a que un 38% reconoce haber sufrido algún ciberincidente en los últimos doce meses. Eso respecto a los riesgos del negocio. Preguntados por la mayor amenaza para la economía española, los directivos no lo dudan: la incertidumbre política (64%). La siguen el aumento de impuestos (49%) y el debilitamiento de la economía global (47%).

En cuanto a las pymes, y teniendo en cuenta que forman el grueso de la estructura empresarial española, lograr su crecimiento y desarrollo es un reto estructural para la economía del país. La encuesta incluye por primera vez una pregunta sobre cuáles son los principales obstáculos que limitan el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas en España, que los encuestados ubican sobre todo en las trabas administrativas y regulatorias, la rigidez del mercado laboral y las cargas fiscales.

La mejora de procesos y la transformación digital son, una vez más, las dos prioridades estratégicas de los directivos para 2020. Como nota diferencial cabría decir que este año la tercera opción, el desarrollo de nuevos productos y servicios, no aparece tan distanciada del resto: apenas la separan siete puntos porcentuales de la segunda opción (42% a 49%).

Actualmente hay pocas empresas que, de una manera u otra, no hayan iniciado el proceso de transformación digital. “Cambian las tecnologías y la velocidad a la que se generan nuevas o se mejoran las aplicaciones de las existentes, pero la transformación digital en sentido amplio ha llegado para quedarse y las empresas son conscientes de que tienen que ponerla en el centro de su estrategia”, comenta Hilario Albarracín.

En esta edición, como novedad, los directivos han respondido en qué escala de 0 a 10 colocaría el grado de digitalización de su empresa. La nota media de la empresa española en digitalización es un 6,4, es decir, que apenas sí acaban de cruzar el ecuador del proceso y todavía tienen por delante un largo camino. La mayor parte de las empresas (54%) se sitúan entre el 6 y el 7 en la escala. Como no podía ser de otra manera, los sectores más avanzados en la digitalización son Tecnología, Fintech y Telecomunicaciones, seguido muy cerca de Banca. Por funciones dentro de la organización, Tecnologías de la Información (TI), Finanzas y Atención al cliente son las áreas más digitalizadas.

Sobre este informe

Perspectivas España es un informe que KPMG realiza desde 2009. En los últimos cuatro años se ha elaborado en colaboración con la CEOE. En esta edición han participado 2.037 empresarios y directivos de un total de 25 sectores diferentes y de las distintas comunidades autónomas.

Las respuestas fueron recogidas a través de una encuesta online que se llevó a cabo entre noviembre de 2019 y enero de 2020, junto con algunas entrevistas. De los que han participado este año, un 46% son directivos y otro 39% ostentan el cargo de presidente, director general, propietario o consejero. Un 32% de las compañías participantes tiene más de 1.000 empleados y un 37% factura más de 200 millones de euros.

 

Para más información contacta con prensa@kpmg.es

© 2020 KPMG, S.A., sociedad anónima española y miembro de la red KPMG de firmas independientes, miembros de la red KPMG, afiliadas a KPMG International Cooperative ('KPMG International'), sociedad suiza. Todos los derechos reservados.

Contacta

 

¿Quieres contactar con KPMG?

 

loading image Solicitud de propuesta