close
Share with your friends

La experiencia nos demuestra que adaptarse a los tiempos es indispensable para sobrevivir. Más aún en un periodo como el actual, en el que las empresas afrontan una incertidumbre sin precedentes que puede poner en riesgo los planes de negocio diseñados con anterioridad a la irrupción de la COVID-19. Pero si algo se ha aprendido de anteriores crisis, es que las medidas adecuadas permiten no solo capear los temporales, sino obtener valor y ventajas competitivas.

Con este objetivo KPMG ha creado el área de Turnaround, Transformation & Working Capital, que a través de la mejora de la generación de caja -tanto EBITDA como capital circulante- y su transformación operativa, permite a las empresas obtener resultados tangibles. Independientemente del ciclo de negocio en que se encuentren: tanto compañías en crecimiento que buscan seguir haciéndolo de forma ordenada y sin perder rentabilidad como aquellas que se encuentran en situación de distress, además de mejorar las empresas que forman parte del portfolio de fondos de private equity.

La clave para garantizar el crecimiento pasa por disponer de una hoja de ruta realista y a medida. La nueva área, integrada dentro de Restructuring, dispone de un profundo conocimiento transversal y sectorial, lo que junto a una metodología propia permite desarrollar un diagnóstico rápido e integral, una solución adecuada y la asistencia en la ejecución para garantizar la obtención de resultados.

De hecho, uno de los aspectos por los que la metodología de Turnaround, Transformation & Working Capital permite abordar tanto las necesidades inmediatas de la compañía como la transformación a largo plazo es el trabajo sobre todas las áreas de la compañía. Cadena de suministro, logística, operaciones, compras, ventas, tesorería… son analizadas desde una visión única con el objetivo último de generar valor e implementar acciones para la mejora de la caja de las compañías. 

Una hoja de ruta realista y a medida: clave para garantizar el crecimiento.

Anticiparse para salir fortalecido

Pero ¿es este el mejor momento para emprender una transformación de este tipo? Como explica Ángel Martín, socio responsable de KPMG de Deal Advisory en EMA y de Financial Restructuring y Restructuring en España, la anticipación es la clave. “Nos encontramos en una situación sobrevenida desde principios de este año, en la que para salir fortalecido sin duda es imprescindible la anticipación. Tomar decisiones de transformación tanto operativas como financieras, o buscar de forma activa si es preciso socios que faciliten y fortalezcan la transformación y adaptación a las nuevas condiciones del mercado puede ser crucial”, sostiene.

Asimismo, Ángel Martín recuerda que las empresas que hayan recibido nuevos fondos a través de liquidez con garantía de los gobiernos deberán acomodar su generación de caja al repago de sus deudas, adaptando su modelo operativo a la nueva demanda y sus periodos de recuperación. “Este es un proceso que afecta de forma diferente a los sectores, pero requerirá de inversiones en tecnología y digitalización, y potencialmente la entrada de nuevos inversores que potencien la transformación de la compañía”, afirma.

En la misma línea Alfonso Junguitu, socio responsable de Turnaround, Transformation y Working Capital de KPMG en España, anima a las empresas a “volver a la rentabilidad y crecer, ya que pese al entorno de incertidumbre y presión en el que nos encontramos, existen oportunidades”. “Nuestro objetivo es hacer que las cosas pasen a través de una estrategia individual y del acompañamiento en su implementación, para garantizar la obtención de resultados y la transformación cultural de la compañía”, subraya.

Nuestros servicios