Matthew Baker

Matthew Baker

Soy de Reino Unido y llevo cerca de 13 años viviendo en España. Como otros muchos universitarios, vine a Madrid a estudiar un año de mi carrera con una beca Erasmus y me gustó tanto la ciudad que, tras terminar mis estudios, decidí mudarme y empezar una nueva vida. Me acostumbré rápidamente a vivir en este país, aunque en la primera etapa, me resultaba muy curioso que en invierno no amaneciera hasta las 8:30h.

Después de más de una década viviendo en España, hay muchas cosas que me gustan y disfruto en mi día a día, pero especialmente destacaría la posibilidad de ir en coche un fin de semana a numerosas ciudades históricas que no tienen nada que envidiar a las mejores ciudades del mundo.

Mi llegada a la firma fue sencilla, cómoda e ilusionante. Sabía que me enfrentaba a un nuevo reto profesional y eso me llenaba de ganas e ilusión para comenzar mi etapa en KPMG. En este tiempo he podido aprender de un equipo multidisciplinar y de diferentes nacionalidades, tales como británicos, irlandeses y americanos, que realizan su trabajo con gran profesionalidad y rigor. Además, me he enfrentado a grandes retos que me han permitido crecer personal y profesionalmente a la vez que he podido conciliar mi vida familiar con la laboral. Una combinación que no se encuentra con facilidad en el mercado laboral.

Mi estancia ha coincidido con la etapa más difícil en la historia reciente a nivel económico/trabajo, pero gracias a la fortaleza de una firma como KPMG, mi familia y yo hemos podido seguir adelante a pesar de las dificultades impuestas. Creo que KPMG destaca por su capacidad de definir lo que quiere y realizar acciones concretas para conseguirlo y eso da seguridad y estabilidad, especialmente en los tiempos que corren.