close
Share with your friends

La balanza que mide la confianza de las líderes sudamericanas se inclina hacia las perspectivas de desarrollo de aquello que más conocen y pueden impactar: sus empresas y sectores.

Si bien es cierto que queda mucho por hacer en términos de diversidad, desde que las estadísticas que suelen relacionar puestos de liderazgo y género dejan entrever que, a nivel global, solo una fracción de estas posiciones son ocupadas por mujeres; el creciente cuerpo de normas y la intención de muchos países de promover la igualdad están generando una ventana de oportunidades para las mujeres y su deseo firme de seguir escalando peldaños en el mundo corporativo.

Contáctenos