close
Share with your friends

Los cambios que impulsa COVID-19 en la industria financiera harán de los bancos "conectados" los futuros ganadores, dice KPMG.

La industria financiera se encuentra en pleno proceso de transformación a raíz de la pandemia de COVID-19. Si bien los bancos y entidades financieras deben afrontar una multitud de factores en esta nueva realidad (desde el cambio en el comportamiento de los clientes, efectos económicos adversos, intensificación de la competencia y las mayores presiones provocadas por la disrupción tecnológica), el cambio también brinda nuevas oportunidades. En este sentido, un nuevo informe de KPMG sostiene que las organizaciones que invierten en un conjunto de capacidades conectadas tienen el doble de probabilidad de ofrecer una experiencia que supere las expectativas del cliente y diferenciarse de la competencia.

El nuevo informe de KPMG, “Future of Retail Banking”, asegura que los bancos minoristas enfrentan un entorno realmente complejo a raíz de la pandemia de COVID-19, y que para sobrevivir y prosperar deben construir un modelo operativo basado en ocho capacidades que resultan cruciales en este nueva realidad. Según el mismo informe, estas capacidades habilitarían a los bancos a desarrollar un enfoque verdaderamente centrado en el cliente, y en el que tanto el front, el middle como el back office estén alineados, creando así valor comercial e impulsando un crecimiento sostenible.

KPMG del Ecuador Cía. Ltda. y KPMG Servicios de Asesoría e Impuestos Cía. Ltda., sociedades ecuatorianas de responsabilidad limitada y firmas de la red de firmas miembro independientes de KPMG afiliados a KPMG Internacional Cooperative ("KPMG International"), una entidad Suiza. Derechos Reservados.