Por: Ricardo Anhesini, Socio líder de Servicios Financieros de KPMG en América del Sur

La banca y las entidades financieras en general conforman en la actualidad una de las principales herramientas que disponen los gobiernos mundiales para que las políticas orientadas a mitigar el impacto económico del brote fluyan adecuadamente hacia sus destinatarios (por ejemplo, las nuevas líneas de créditos blandos que en distinto grado están implementando la mayoría de los países). Como ha sido siempre, la intermediación financiera tiene uno de los roles más importantes en el desarrollo de los países en tiempos normales –desde que su actividad está dedicada a captar fondos que, en gran parte, son colocados luego como inversión productiva– en tanto que, frente a esta crisis, está demostrando ser imprescindible.

© 2021 K.P.M.G. del Ecuador Cía. Ltda., y KPMG Servicios de Asesoría e Impuestos Cía. Ltda., compañías ecuatorianas de responsabilidad limitada y firmas miembro de la red de firmas miembro independientes de KPMG afiliadas a KPMG International Limited (“KPMG International”), una entidad inglesa privada limitada por garantía. Derechos reservados.