close
Share with your friends

El futuro flexible del trabajo remunerado: un modelo híbrido

El futuro flexible del trabajo remunerado

Arículo de opinión

Contacto local

cristina gutiérrez

Gerente de Consulting

KPMG in Costa Rica

Contacto

Contenido relacionado

El estilo de vida de un colaborador nunca será igual que antes

Sí, el teletrabajo llegó para quedarse, al igual que la flexibilidad, sin que la productividad se vea afectada; más bien, en algunos casos podría mejorar.  La pandemia no solo ha generado una crisis de salud, también ha acelerado cambios a gran escala en el entorno laboral. Veamos algunos aspectos:

Las organizaciones han sufrido reestructuraciones en sus planillas y grandes desafíos en su modus operandi. Vivimos en una globalización con gran conectividad. El nuevo estilo de vida de un trabajador puede requerir un replanteamiento de sus funciones y mayor manejo de destrezas digitales y flexibilidades para los colaboradores.

El trabajo remoto ha desplazado en gran medida el trabajo convencional durante la pandemia, pero podría ser una medida estratégica para productividad y costos después.

Mientras tanto, entre más restrictiva se vuelvan las medidas sanitarias para afrontar la pandemia es más probable que se aceleren los procesos de labores digitales y remotos. Esto es lo que se vive en el presente, pero ¿qué podría pasar en el futuro?

Ahora los empleadores buscarán mano de obra capaz de dar un paso adelante en las necesidades del cliente y en las flexibilidades que requiere la compañía. En un futuro se podría hablar de un modelo híbrido que involucre un componente presencial y otro virtual o de teletrabajo.

Bajo una perspectiva positiva, la nueva realidad es una oportunidad para reenfocar y optimizar la experiencia de los empleados y resultados empresariales.

Para un empleador, la pregunta sería ¿cuáles son las futuras capacidades que requieren los colaboradores a diferencia de las actuales?

Ante la automatización, inteligencia artificial y otros avances tecnológicos, ¿qué tareas fundamentales van a requerir sus colaboradores y que a su vez complementen el uso de los recursos tecnológicos disponibles? Preguntarse esto es necesario para enfocarse en las oportunidades de inversión y optimización empresarial.

De acuerdo con un análisis hecho por KPMG, el trabajo híbrido podría ser una alternativa de un nuevo modelo que se gesta desde ahora y que puede desarrollarse por completo en un mundo post COVID-19.

En este análisis, se expone de referencia un modelo de trabajo híbrido, que involucra un 30% presencial y un 70% virtual:

Supongamos que Ana es una directora de Investigación y desarrollo. Así se distribuiría su tiempo efectivo de trabajo:

—   10% Sesión de estrategia e innovación del equipo para la nueva área de trabajo

—   10% Inducción de nuevos miembros del equipo y creación de redes con los colegas

—   10% Revisiones formales y de rendimiento

—   10% Encuentros sociales con los compañeros

—   40% Trabajo centrado: desarrollo de nuevos contenidos y revisión del trabajo de su equipo

—   15% Reuniones de proyecto estándar y revisiones con el equipo

—   5% Reuniones entre el colegio y una cita personal

Este modelo de actividad presencial y trabajo remoto también abre una brecha de análisis para evaluar el talento en cuanto a:

—   Costos de viáticos ante costos por luz e internet por parte del empleador al colaborador.

—     sus “habilidades blandas” (inteligencia emocional, resiliencia, confianza, intuición, etc.).

—   Otros aspectos específicos del puesto.

Las circunstancias actuales requieren que las empresas sean más empáticas, tolerantes, flexibles, solidarias, comprensivas, y estén conscientes de la gran responsabilidad que tienen en sus manos como organización y como líderes al motivar a las personas a dar lo mejor de sí mismas en tiempos difíciles.

 Las jornadas y los equipos flexibles son una nueva modalidad de trabajo innovadora que permite que los y las colaboradores se puedan ajustar de la manera más favorable, manejando un mejor balance entre su vida laboral y su vida personal o familiar; especialmente aquellos que tienen personas a cargo, y que muchas veces requieren ajustarse a otros horarios (ejemplo: escuela, citas médicas).

Como es visto, un nuevo escenario de trabajo implica tomar en cuenta más elementos que los que se mencionan anteriormente. Quienes estén a la vanguardia de las nuevas tecnologías saben y conocen que el mundo nunca se queda estático sino está en constante movimiento, la adaptación es continua y no solo por plazos.

COVID-19 obligó al mundo a dar giros más acelerados, la era digital dentro del espacio híbrido de trabajo llegó no solo para quedarse, sino también para fortalecer y optimizar la productividad y los costos. 

A continuación pueden descargar el documento del estudio del que se tomó de referencia y también, más abajo, podrán descargar otro insumo realizado por nuestra Firma Internacional sobre el tema: 

© 2021 KPMG S.A., sociedad anónima costarricense y firma miembro de la organización mundial de KPMG de firmas miembros independientes afiliadas a KPMG International Limited, una compañía privada inglesa limitada por garantía. Todos los derechos reservados.
Para más detalles sobre la estructura de la organización global de KPMG, por favor visite https://home.kpmg/governance.

La información aquí contenida es de naturaleza general y no tiene el propósito de abordar las circunstancias de ningún individuo o entidad en particular. Aunque procuramos proveer información correcta y oportuna, no puede haber garantía de que dicha información sea correcta en la fecha que se reciba o que continuará siendo correcta en el futuro. Nadie debe tomar medidas basado en esta información sin el debido asesoramiento profesional después de un estudio detallado de la situación en particular.

Contáctenos

 

¿Desea hacer negocios con KPMG?

 

loading image Solicitud de propuesta de servicios