close
Share with your friends

Apetito de riesgo: crítico para el éxito

Apetito de riesgo: crítico para el éxito

Arículo de opinión

Contacto local

Federico García

Socio de Risk Advisory Solutions

KPMG in Costa Rica

Contacto

Contenido relacionado

El mundo corporativo ha cambiado mucho en los últimos meses y seguirá afrontando desafíos sobre los cuales se deben tomar decisiones que traen consigo riesgos. El apetito de riesgo es definido por COSO ERM (Enterprise Risk Management) como “los tipos y la cantidad de riesgo, en un nivel amplio, que una organización está dispuesta a aceptar en busca de valor”, considerándose también como la actitud que tiene la organización respecto al riesgo.

En mayo de 2020, el Committee of Sponsoring Organizations of the Treadway Commission (COSO por sus siglas en inglés) emitió el documento “Apetito al riesgo – Crítico para el éxito”, el cual se centra en el desarrollo de estrategias, objetivos y en la gestión de la organización para el éxito, dada la cantidad de riesgo que está dispuesta a asumir y que necesita asumir. El documento destaca la importancia de reconocer que la elección de estrategias y objetivos requiere una comprensión del apetito por riesgo.

El documento describe siete puntos que son importantes para lograr el éxito, los cuales detallamos brevemente a continuación:

Poner el apetito de riesgo en contexto con el negocio— cada organización debe aceptar que tomar riesgos para innovar y crecer es inherente al negocio, el hacerlo no provoca que la organización sea vulnerable a perder terreno frente a la competencia. El reto es conocer la cantidad de riesgo necesario para sustentar la innovación y el crecimiento a través de la organización.

Con este conocimiento una entidad puede determinar cuál estrategia adoptar y cuáles objetivos perseguir. Las organizaciones deben entender los cambios en el contexto de negocios y cómo reaccionar a los mismos.

Relacionar el apetito de riesgo a la estrategia—Una organización debe esperar que la estrategia seleccionada pueda llevarse a cabo con el apetito de la entidad. Si el riesgo asociado con un plan específico no es consistente con el apetito de riesgo de la entidad, este necesita ser revisado o se debe seleccionar una estrategia alternativa o el apetito debe ser revisado en sí mismo. La estrategia y el apetito al riesgo deben estar alineados, de otra forma podrían parecer que están en conflicto.

Insumos de apetito al riesgo— El documento emitido por COSO, enumera los insumos principales para definir el apetito al riesgo dentro de los cuales se encuentran: revisiones de la misión y la visión, consideración de las perspectivas de la junta directiva y la gerencia con el apetito de riesgo e incorporar la estrategia actual, el perfil y la cultura de la organización.

Las aplicaciones del apetito al riesgo son variadas, pero principalmente se presentan como: elegir estrategias para agregar valor; establecer objetivos de negocio; definir la tolerancia, medidas, indicadores y disparadores de riesgo; cambio del contexto del negocio y la cultura; además de monitorear y revisar el apetito o estrategia si se requiere.

Desarrollar el apetito al riesgo para apoyar la estrategia y los objetivos— El documento de COSO sugiere que las organizaciones tienen más de un enfoque para desarrollar su apetito, por ejemplo, se comenta de la posibilidad de facilitar discusiones sobre apetito de riesgo. Estas sesiones son normalmente lideradas por la persona encargada de fomentar el uso del apetito de riesgo y suele pertenecer al nivel gerencial.

Otro de los enfoques es mantener discusiones sobre la estrategia y los objetivos, es común que el apetito al riesgo salga a relucir cuando la administración considera las situaciones que enfrenta la entidad. Organizaciones con poco apetito de riesgo reaccionan diferente ante la innovación, adquisiciones, expansiones, la competencia y las volatilidades del mercado que aquellas que tienen un apetito mayor.

Por último, se puede considerar el desarrollo de escenarios de rendimiento, algunas organizaciones usan medidas cuantitativas para expresar el apetito. Estas compañías alcanzan estas medidas a través de la modelación del negocio.  Con el incremento en la disponibilidad de los datos y de herramientas para el análisis de estos, las organizaciones pueden desarrollar escenarios que proveen insumos para calcular el impacto de varias decisiones estratégicas y operativas en el desempeño de las compañías.

Articular y comunicar el apetito de riesgo para apoyar la toma de decisiones— La claridad en la comunicación del apetito mejora cuando es comúnmente aplicado a la estructura. Es importante que el apetito se operativice a través de adecuadas tolerancias al riesgo y cuando sea necesario con una política. El apetito debe ser declarado de manera que sea lo suficientemente preciso y sirva para la toma de decisiones y el monitoreo por parte de la gerencia y otros responsables por administrar el riesgo. Es importante que el apetito sea aplicado por los tomadores de decisiones desde la junta directiva, la alta y media gerencia hacia abajo en la organización.

Usar el apetito de riesgo para mejorar el desempeño— el apetito al riesgo puede ser visto tanto desde la perspectiva de riesgo, como la del desempeño. Desde el desempeño vale la pena preguntarse ¿cuánto riesgo estoy dispuesto a tomar para alcanzar el objetivo? Si es demasiado, podría ser necesario otro enfoque.

La visión del apetito de riesgo desde el desempeño también puede ayudar a la gerencia y la junta directiva a identificar si la organización no está tomando suficiente riesgo para alcanzar los objetivos deseados. Las juntas directivas deben mantener un balance entre el riesgo y desempeño.

Apoyar el uso del apetito al riesgo— el apetito al riesgo no debe establecerse una vez y dejarlo olvidado. Alguien en el nivel superior de la administración tiene que tomar la tarea de apoyar su uso. Esto incluye ayudar a incorporar el apetito en las prácticas diarias y desarrollar la necesidad de indicadores.

Es importante recordar que las organizaciones deben tomar riesgos para alcanzar el éxito, pero el riesgo no puede estar sin medirse. Definir y entender el apetito al riesgo es un elemento importante para el gobierno corporativo, la estrategia y la planeación, además de la toma de decisiones.

Determinar un apetito a través del desempeño requiere complejas discusiones que afectan a la gerencia y a la junta directiva. El apetito de riesgo debe estar integrado con los objetivos con la finalidad de agregar valor y no ser un obstáculo. Tomar decisiones informadas considerando el riesgo requiere esfuerzo. La definición del apetito al riesgo ayuda a mejorar el análisis en la toma de decisiones. 

La situación actual que se vive en el mundo resalta más la importancia de definir un apetito de riesgo, y es que a raíz de esta situación algunas empresas se han visto obligadas a variar la forma de trabajo e innovar, con cambios en los productos que ofrecen, así como en la forma en que brindan sus servicios. Es aquí donde las compañías deben buscar un equilibrio entre el nivel de riesgo que pueden asumir, el rendimiento que se busca obtener y la estrategia para lograrlo. 

Colaboraron en el artículo:

Juan José Morales, Gerente de Risk Advisory Solutions

Marcela Guillén, Supervisora de Risk Advisory Solutions

© 2020 KPMG S.A., sociedad anónima costarricense y firma miembro de la red de firmas miembros independientes de KPMG afiliadas a KPMG International Cooperative(“KPMG International”) una entidad suiza. Todos los derechos reservados.

KPMG International Cooperative (“KPMG International”) is a Swiss entity.  Member firms of the KPMG network of independent firms are affiliated with KPMG International. KPMG International provides no client services. No member firm has any authority to obligate or bind KPMG International or any other member firm vis-à-vis third parties, nor does KPMG International have any such authority to obligate or bind any member firm.

La información aquí contenida es de naturaleza general y no tiene el propósito de abordar las circunstancias de ningún individuo o entidad en particular. Aunque procuramos proveer información correcta y oportuna, no puede haber garantía de que dicha información sea correcta en la fecha que se reciba o que continuará siendo correcta en el futuro. Nadie debe tomar medidas basado en esta información sin el debido asesoramiento profesional después de un estudio detallado de la situación en particular.

Contáctenos

 

¿Desea hacer negocios con KPMG?

 

loading image Solicitud de propuesta de servicios