close
Share with your friends

La definición de “bienestar” ha cambiado a través de las generaciones y ahora la satisfacción tanto profesional como personal son elementos tan importantes como el factor económico (salario). El departamento de RRHH es, usualmente, quien se considera el responsable de buscar el bienestar de los colaboradores. El área juega un papel crucial en el desarrollo, implementación, monitoreo y comunicación de políticas y prácticas que promuevan el bienestar integral.

Se ha visto una correlación entre la percepción que se tiene del clima organizacional y el bienestar percibido por la persona. Es importante recordar los beneficios que conlleva a un clima laboral positivo. Por ejemplo: ayuda al desempeño de las personas y a la retención del talento, entre otros. Por otro lado, a nivel de cultura, la tendencia es diseñar y fomentar culturas de alto rendimiento. Se ha demostrado que los programas de bienestar fomentan un aumento en la productividad del personal y en el compromiso que tienen hacia la organización.

La transformación de los modelos de talento y la adopción de nuevas formas de trabajo, debido a la pandemia, son esenciales para que las organizaciones sobrevivan y mantengan sus modelos de negocio. Debido a la situación actual, las organizaciones y su personal están experimentando una serie de cambios que han modificado las prioridades institucionales y del área de Recursos Humanos, buscando acciones en dos puntos claves: mantener la continuidad del negocio y atender el bienestar integral de las personas.

Con esta “nueva normalidad”, las políticas y prácticas propuestas por RRHH deben revisarse para garantizar un trabajo saludable y estructurado. 

  • Bienestar físico: Programas que promuevan rutinas de ejercicios en el hogar, descansos regulares y suficientes y ergonomía del trabajo desde el hogar.
  • Bienestar psicológico: Programas enfocados en administración de tiempo personal y profesional, separación de espacios y resiliencia. Activar líneas de apoyo para abordar los desafíos provocados por niveles elevados de estrés y ansiedad. 
  • Asistencia financiera: La gestión de las finanzas personales es un elemento crítico para los colaboradores, la planificación financiera a largo y corto plazo puede ser un apoyo adicional proporcionado por las organizaciones.

El nuevo normal

Ante los cambios vividos por las organizaciones debido al COVID-19, las instituciones tienen que reinventarse y ajustarse a esta nueva realidad. A continuación, algunas acciones que podrían realizarse:

Políticas que se tienen que reinventar:

Las organizaciones deben manifestar su compromiso de garantizar la salud y el bienestar de su personal mediante la formalización de una política de bienestar y su respectiva actualización.

Esta debe ser comunicada y socializada de forma tal que todas las personas estén debidamente informadas y conozcan la posición de la organización en este tema.

Beneficios en salud (tanto a colaboradores como sus familiares):

Los beneficios relacionados al bienestar van más allá de los seguros médicos, se pueden implementar acciones innovadoras y de impacto como por ejemplo: asesoramiento médico y psicológico virtual, líneas de ayuda, seminarios web sobre salud y bienestar, clases de meditación virtuales, ejercicios físicos virtuales, exámenes de salud, entre otros.

Instrumento del “pulso diario” para conocer la satisfacción de los colaboradores:

Este instrumento se acompaña de un procedimiento estandarizado para recolectar la data y analizar los datos casi de manera inmediata, lo que permite conocer la satisfacción de los colaboradores sobre las acciones que va tomando la empresa.

Cambiar el trabajo desde la casa (Work from Home, WFR) por trabajando feliz y sano desde casa (Work Happy/Healthy from Home, en inglés WHFH):

Proporcionar medidas de bienestar adecuadas para mantener a los colaboradores saludables, productivos, comprometidos y que les faciliten balancear la vida laboral y la vida personal, tomando en consideración que se ven expuestos a lidiar con otras actividades como responsabilidades del hogar y cuido.

Para más información contactar a: 

                        Cristina Gutiérrez                                                    Daniela Zeledón

                        Gerente de Consulting                                            Asesora Senior de Consulting

                        +506 2201-4100                                                        +506 2201-4100

                        cristinagutierrez@kpmg.com                                dzeledon@kpmg.com