close
Share with your friends

SAGRLAFT

SAGRLAFT

Comunicado externo dirigido a las contrapartes de KPMG en Colombia

 

Estimados todos,

 

De conformidad con lo establecido en el Capítulo X – Autocontrol y Gestión del Riesgo LA/FT y Reporte de Operaciones Sospechosas a la UIAF de la Circular Externa 100-0000005 de 2017 y, la Circular 100-000003 de 2016 - Guía Destinada a Poner en Marcha Programas de Ética Empresarial para la Prevención de las Conductas Previstas en el Artículo 20 de la Ley 1778 de 2016, emitidas por la Superintendencia de Sociedades, para KPMG S.A.S. y KPMG Advisory, Tax & Legal S.A.S. en adelante “KPMG o KPMG en Colombia”, es imperativo divulgar y comunicar a sus contrapartes (clientes, proveedores, terceras partes, colaboradores y socios), la implementación del Sistema de Autocontrol y Gestión del Riesgo de Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo (SAGRLAFT), así como la adopción de mejores prácticas de Ética y Transparencia Empresarial, en cumplimiento de la ley, nuestro código de conducta y políticas de riesgo que nos permiten actuar con integridad en el desarrollo de nuestro objeto social.

Las políticas, procedimientos y controles implementados por KPMG hacen parte de la debida diligencia realizada al interior de las compañías en harás de prevenir y mitigar el riesgo de que sean utilizadas como medio para el lavado de activos, canalizar recursos para financiar actividades terroristas o para encubrir actos de corrupción y soborno trasnacional.

Los procesos de debida diligencia incluyen aspectos como el conocimiento de las contrapartes, la consulta en listas restrictivas (OFAC, ONU, entre otras), la verificación de origen de fondos en las operaciones, el reporte de operaciones sospechosas a la UIAF o Fiscalía, sanciones por el incumplimiento de las políticas, capacitación y la divulgación de la información al interior y exterior de KPMG.

El principio fundamental en torno al cual gira la mitigación de los riesgos asociados al lavado de activos, financiación del terrorismo y corrupción, es el conocimiento de la contraparte, por ende, es importante mantener actualizada la información y los datos suministrados durante la relación contractual  con KPMG. Estos datos deberán ser actualizados por lo menos una vez al año y tratados en cumplimiento a lo establecido en la Ley 1581 de 2012. De igual forma, es importante tener en cuenta que la información deberá ser clara, completa, oportuna, veraz y verificable.

En caso de no recibir la documentación requerida en los tiempos establecidos por KPMG, éstas tendrán la potestad de tomar las medidas que consideren necesarias de tal forma que les permita administrar los riesgos asociados al LA/FT y corrupción.

Las  políticas, procedimientos, controles y reglas de conducta relacionadas con la administración de los riesgos de lavado de activos, financiación del terrorismo, corrupción y soborno trasnacional, están contemplados en los manuales Sagrlaft, Ética y Trasparencia Empresarial de KPMG, aprobado por la Junta Directiva, y los lineamientos establecidos en los mencionados documentos son de obligatorio cumplimiento para todos los colaboradores de KPMG.

Finalmente, cabe mencionar que, KPMG es consciente del impacto que generan este tipo de flagelos y la importancia de combatirlos de manera conjunta, por lo que les agradecemos su compromiso en cumplimiento de la ley como colaborador, socio, proveedor, cliente o tercera parte, con el fin de que KPMG de forma oportuna y responsable pueda administrar y prevenir este tipo de riesgos.

 

Atentamente,

KPMG en Colombia

 

Para cualquier inquietud podrá comunicarse a través de los correos:

CO-FMOCAudit@kpmg.com

CO-FMOCAdvisoryTax@kpmg.com

Contáctenos