close
Share with your friends

Reformas a la salud son imperativas y deben priorizar la prevención

Reformas a la salud son imperativas

El sistema se enfocó en atender enfermos y no en la prevención o promoción

Correo electrónico

Contenido relacionado

Sistema de salud en Colombia
  • Los tipos de contratación son parte de las observaciones que hacen los trabajadores de la salud. 
  • Los expertos piden que se haga una reforma a la Unidad de Pago por Capitación (UPC), ya que lo consideran parte de la columna vertebral para mejorar -realmente- la salud en Colombia.
  • Otras de las visiones es que el sistema (de manera equivocada) se enfocó en atender enfermos y no en la prevención o promoción, como es el deber ser un “verdadero sistema de salud”.

Bogotá, julio de 2020. En el marco del evento Reconfigurando el Futuro de Colombia, organizado por la Firma consultora y auditora KPMG, se reunieron representantes del sector público y privado para debatir el futuro de la salud en el país y cómo cerrar brechas en la atención a los pacientes. Varios de los panelistas se mostraron de acuerdo que se debería aumentar el gasto que hace la nación en salud, que en la actualidad se encuentra en alrededor del 7% del PIB.

Roberto Baquero, presidente del Colegio Médico Colombiano, en el inició del panel, planteó varias problemáticas que considera se deben abordar para mejorar el sistema de salud; fallas que, en la coyuntura, generada por la Covid-19, se han acentuado y hecho más visibles. La primera de ellas, según el representante de la salud, son las diferentes formas de contratación “indignas” que les hacen a los trabajadores, que se agrava, aún más, desde el mismo modelo de educación, donde califica los costos de formación como absurdos.

Según él, basados en un estudio, el índice de beneficio positivo, detalla que, por cada peso invertido en una universidad pública, se recupera 1.50; mientras que en una privada se recuperan 20 centavos. De igual manera, la tasa interna de retorno en una universidad pública se alcanza en 16 años, para el caso de la privada, toma más de 34 años. Además, expresó que desde el Gobierno no han dado celeridad a su resolución, por ejemplo, que desde el Ministerio de Educación no se ha querido abordar la ley de residentes.

“Aún seguimos reclamando elementos de bioseguridad, de estabilidad laboral o mínimas cosas para ejercer. Muchos hablan de cobertura del sistema de salud, pero eso no quiere decir que sea de calidad o de buena accesibilidad a la atención, hay que sentarse a revisarlo. La tarea es examinar al sistema para que sea mejor y eso tiene que ser entre todos, no solamente unos técnicos; allí se debe tomar la opinión del personal de salud, quienes somos los que día a día estamos frente al enfermo. Hoy vemos una contención del gasto; el sistema se convirtió en algo solo para atender enfermos y un verdadero sistema de salud no es eso, es el que evita que las personas se enfermen, es decir, con promoción y acá nunca ha existido”, enfatizó Baquero. 

Para cerrar su intervención, indicó que entre las cosas positivas que ha dejado ver la pandemia, es el compromiso del recurso humano ante la situación, ya que no ha dudado en arriesgarse así se presenten casos de infectados y fallecimientos a causa del virus.

En respaldo a la búsqueda de un modelo preventivo, se mostró Juana Llano, presidente Suramericana, al indicar que se tiene que entender que la salud no debe gestionarse solamente desde la enfermedad, sino que cuando se alcanza la capacidad de entender que la buena salud es algo que se puede lograr y mantener, se entra en el campo de la gestión de tendencias y riesgos de salud,  lo que para ella es un asunto que se debe priorizar en la agenda, obviamente, garantizando el acceso. Agregó, la misión de elaborar una transformación de los modelos operativos, donde hay cabida para elementos como la telemedicina y la virtualidad.

Por su parte, Luis Carlos Arango, director general de Colsubsidio, expresó que el sistema colombiano no “es tan malo como lo pintan”, pero advirtiendo que -claramente- hay cosas por mejorar. “Debemos lograr una mayor eficiencia en la accesibilidad o en la gestión de los resultados de las pruebas, por nombrar algunos casos, pero es un momento oportuno de trabajar en conjunto: es un sistema que no trabaja como un todo o de forma integral. A la larga, vemos que se transmiten muchas culpas, del afiliado a la EPS y de ellas a las IPS o viceversa. Es el momento de integrar todo para construir”.

Así mismo, abrió un punto en el que concuerdan todos los expertos, que es sobre el valor real de la Unidad de Pago por Capitación (UPC). Arango, aclaró que vienen funcionando con unos ajustes anuales, pero sobre una base que no es un valor real de lo que significa la atención médica, entonces para mejorar la calidad considera se debe evaluar o de lo contrario seguirán presentándose deficiencias. En ese punto, insistió en que vale la pena analizarla en el proyecto de ley que está entrando al Congreso de la República.

Fernando Robledo, presidente del Grupo UnitedHealth en Colombia, también se refirió al tema e indicó que lo más importante es tener una metodología y un acompañamiento más basado en elementos matemáticos y de herramientas para calcular la UPC, la cual es base del todo sistema, al lograr calcularla de manera adecuada hay la posibilidad de reconstruir un sistema mejorado. De igual manera, expresó que el país gasta el 7% del PIB en salud, lo que obliga a que exista más gasto como en otros países de la región que alcanzan el 9%.

Corrupción y futuro

Uno de las miradas abordabas en el panel es el de corrupción, a lo que el presidente de Allianz, David Colmenares, fue claro en su posición: “Hay cosas como la contratación perversa de todo el personal de salud, eso al final es un método de corrupción, desde el punto de vista público y privado debe existir un compromiso de no generar una promoción ese tipo de contrataciones en negro. En la lucha contra ese problema, Transparencia por Colombia puede dar herramientas -no solo para las empresas sino también para los proveedores y empleados- de cómo iniciar una lucha frontal. La corrupción en el sistema de salud puede seguir generando más enfermos y muertos, sin duda, esto ha sido una tragedia que, a la larga, va a ser mucho más grande que la del Covid-19, porque nos deja sin recursos y limita a que la inversión en el sector sea de 7% del PIB y no el 9% o hasta el 15%, desarrollando más inequidades”.

La doctora Anna Van Poucke, líder de Salud de KPMG en Países Bajos, habló de la visión a futuro que se deben plantear los modelos según diversas experiencias a nivel global, donde más que nunca deberán ser resilientes. “Hoy los sistemas de salud están manejando lo que llamamos el brote del virus, donde los gobiernos han puesto medidas como los confinamientos preventivos, después de esto vendrá lo que será encontrar la ‘nueva realidad resiliente’ en salud, donde está la obligación de desarrollar los nuevos modelos de atención con acceso digital, agilidad de la fuerza trabajo, operaciones resilientes y resiliencia financiera”.

Bajo esa dinámica, los expertos del panel indicaron que -por ejemplo- todos sus canales virtuales han aumentando la atención de pacientes por el temor de los usuarios a visitar instalaciones físicas y contagiarse. Eso significa la obligación en la reconfiguración del servicio, tema que deberá ser abordado por el sistema de salud, porque seguramente es una tendencia que se quedará después de la pandemia. 

© 2021 Copyright owned by one or more of the KPMG International entities. KPMG International entities provide no services to clients. All rights reserved.

KPMG refers to the global organization or to one or more of the member firms of KPMG International Limited (“KPMG International”), each of which is a separate legal entity. KPMG International Limited is a private English company limited by guarantee and does not provide services to clients. For more detail about our structure please visit https://home.kpmg/governance.

Member firms of the KPMG network of independent firms are affiliated with KPMG International. KPMG International provides no client services. No member firm has any authority to obligate or bind KPMG International or any other member firm vis-à-vis third parties, nor does KPMG International have any such authority to obligate or bind any member firm.

Ninguna parte de esta publicación puede reproducirse sin la aprobación previa del Editor. Cualquier reproducción, divulgación o comercialización sin autorización del autor, será sancionada civil y penalmente como lo indica la Ley. La información aquí contenida es de naturaleza general y no tiene el propósito de abordar las circunstancias de ningún individuo o entidad en particular. Aunque procuramos proveer información correcta y oportuna, no puede haber garantía de que dicha información sea correcta en la fecha que se reciba o que continuará siendo correcta en el futuro. Nadie debe tomar medidas basado en dicha información sin la debida asesoría profesional después de un estudio detallado de la situación en particular. Esta publicación no está disponible para la venta, se distribuye como cortesía de KPMG en Colombia a sus clientes y otros amigos. Los derechos de autor sobre la presente obra son titularidad de 2018 KPMG S.A.S., KPMG Advisory, Tax & Legal S.A.S., y se hallan protegidos en los términos señalados por la Ley 23 de 1982.

Contáctenos

Mi perfil

El mejor contenido personalizado para ti

Sign up today