close
Share with your friends

Desigualdad y corrupción generan más riesgos para los colombianos

Desigualdad y corrupción generan más riesgos

La pobreza el próximo año podría alcanzar el 33.4%

Rios, Jorge

Presidente de KPMG en Colombia

KPMG in Colombia

Contacto

Contenido relacionado

Reconfigurando el Futuro de Colombia Transparencia
  • La Procuraduría General de la Nación y Gobierno trabajan en un proyecto de ley que busca fortalecer los castigos para quienes cometen este tipo de delitos.  
  • Expertos aseguran que gran parte de la inequidad en el país, nace en las brechas del acceso a la educación.
  • La inversión extranjera, clave para una reactivación económica exitosa, puede correr riesgos por el alto nivel de percepción de corrupción en el país.

Bogotá, julio de 2020. En el marco del evento Reconfigurando el Futuro de Colombia, organizado por la Firma consultora y auditora KPMG, se reunieron representantes del sector público, privado y la academia. En esta oportunidad se abordaron asuntos de ‘Equidad Socioeconómica’ y ‘Transparencia’, en donde se discutieron cuáles son las prioridades respecto a estos temas. La importancia de entender el panorama de estos frentes, nace de cifras brindadas por Fedesarrollo, las cuales detallan que Colombia podría tener en 2021 un retroceso de una década en la lucha contra la pobreza por los ‘golpes’ que dejaría la pandemia.

Al respecto, Jairo Nuñez, investigador asociado en Fedesarrollo, explicó que el análisis detalla que la pobreza el próximo año podría alcanzar el 33.4%, es decir, la contingencia aumentaría en 6,5 puntos porcentuales el número de personas en esta condición, en otras palabras, dejando a 3.3 millones de personas en ese contexto, cifra que no se veía desde el 2011. En cuanto a la pobreza extrema, los efectos harían que se pasara de 7.4% -antes de la crisis- a un nivel aproximado de 10%.

Después de conocer esos datos, se hace evidente tomar medidas que mitiguen los impactos negativos y evitar el incremento de las brechas de inequidad, donde los expertos concordaron que la corrupción es uno de eso males que afectan el tejido social del país.

En ese punto, el procurador General de la Nación, Fernando Carillo, informó que están trabajando con diferentes actores para desarrollar un inventario de lo que es necesario para la construcción de una política pública de transparencia que es esencial como herramienta para abordar problemas que vienen desde décadas atrás como la pobreza, inequidad, subdesarrollo, violencia y ausencia del Estado en una gran cantidad de territorios.

El Procurador fue preciso en opinar que “necesitamos instrumentos normativos nuevos que se están incorporando a un proyecto de ley trabajado con el Gobierno y, que, se presentará en los próximos días. Entre los instrumentos -por ejemplo- está la incorporación de instituciones como la indemnización por cuenta del daño que hace la corrupción, sobre todo en lo que tiene que ver con los grandes daños sociales que afectan derechos fundamentales y humanos.  No solo debe existir una sanción fiscal, disciplinaria y penal, hay que retribuir a la sociedad el daño en términos de quitarle del bolsillo los recursos que obtuvieron por cuenta de la corrupción a quienes se aprovechan”

Así mismo, agregó que una de las conclusiones de PNG es que los actores de la corrupción están convencidos que los controles tradicionales no están funcionando, a lo que señaló que, por la situación actual, consideran que el poder legislativo que no hace control político, los órganos de control están en una especie de “cuarentena” frente a los actos fuera de la ley o que el poder judicial -por sus problemas- de alguna manera tiene suspendidos los términos y, por ende, tampoco está funcionando, por lo que hizo una advertencia de que no hay motivo para que se crea que hay luz verde para las prácticas ajenas al Estado de Derecho.

Beatriz Londoño, secretaria de Transparencia del Gobierno Nacional, se mostró en sintonía con la idea de fortalecer los castigos. “Debemos actuar y haciendo respetar nuestros sistemas. Quienes se apropien de los recursos públicos, tienen que entender que van a responder y asumir las consecuencias. De verdad hay que lograr hacerles una extinción de dominio, que pierdan sus recursos, que entiendan que después de un tiempo no se van a liberar de las sanciones e investigaciones para luego poder disfrutar de los recursos que sustrajeron y que la ciudadanía les reproche en todo ámbito esos comportamientos”.

La secretaria de Transparencia, complementó que la crisis resaltó que la modalidad de contratación directa es uno de los grandes mecanismos de corrupción y, en la coyuntura, está siendo aprovechada, ya que se hacen evidentes sobrecostos, contrataciones de personas no idóneas, falta de experiencia y se han contratado objetos que no tienen nada que ver con la finalidad de cuidar la salud y la vida de los colombianos durante la pandemia, por lo que dijo que no se puede creer -por ningún motivo- que hay un aval para la corrupción o el incumplimiento de las normas. 

Por su parte, Ricardo Triana Soto, director ejecutivo del Consejo de Empresas Americanas (CEA), citó cifras sobre la corrupción, las cuales calculas que le vale al mundo el 5% del PIB mundial. En esa línea, analizó que los datos también develan que quienes invierten en un país corrupto, tiene sobrecosto de 20% en comparación de países que no se consideran corruptos. Esa poca transparencia y corrupción genera una pésima reputación a los países y a Colombia -en particular- eso le afecta la llegada de inversión extranjera al eliminar el interés de las empresas para invertir.

Para contextualizar, Triana dio a conocer que un índice de percepción de corrupción de transparencia internacional Colombia ocupa el puesto 96 entre 180 países, lo cual no nos deja en el mejor de los escenarios ante los inversionistas y se debe entender que la llegada de capital se considera vital para dinamizar el empleo, cerrar brechas e impulsar la economía.

Educación necesaria para cerrar la inequidad

Durante el panel, Nuñez, de Fedesarrollo, fue contundente en señalar que en nuestro sistema de educación es progresivo, pero de baja calidad. La población más pobre y vulnerable accede al sistema, existen altas coberturas, pero el sector público (oficial) tiene una menor calidad que se ve reflejado en los resultados de diferentes exámenes como las pruebas o de nivel internacional.

“El sector educativo es, quizás, donde nacen las principales inequidades. Hay coberturas muy bajas en preescolar; tenemos en nivel primario de baja calidad y en secundaria tenemos una deserción muy alta en los sectores menos favorecidos, A mirar la educación superior, solamente ingresan quienes tuvieron una educación de alta calidad, el resto de personas no pueden o acceder o lo hacen a una de calidad baja; eso al final se refleja en el mercado laboral”, expuso el investigador.  

Gheydi Gallo, consejera presidencial para la Equidad de la Mujer, manifestó que la brecha educativa es una de las grandes lecciones que está dejando la situación actual, ya que la aceleración de la digitalización de la economía, deja expuesta la brecha tecnológica que afecta a la educación y donde las mujeres son una población muy afectada.

El presidente de la Cámara de Comercio de Cali, Esteban Piedrahita, ahondó en el tema y comentó que no hemos sido exitosos en la reducción de la inequidad al no tener un enfoque fuerte de país, el cual resulta importante porque la desigualdad “carcome las instituciones y el tejido social”, por lo que hay una tarea pendiente de la agenda nacional para darle la relevancia que merece. A ello, sumó que, a pesar de los problemas, se están haciendo cosas que no nos imaginábamos posibles de realizar antes de esta situación como en temas de educación, aunque especificó que no cree que la virtual pueda reemplazar la presencial, pero se complementan y es una manera de cerrar brechas con ajustes que deben hacerse.

Camilo Bueno, socio líder de estrategia, clientes y mercados de KPMG en Colombia concluyó: “La lucha contra la desigualdad debe seguir buscando las ideas y planteamientos de distintos sectores para reconfigurar la agenda por la equidad en Colombia. En las grandes crisis se gestan las grandes trasformaciones de la humanidad y no podemos dejar pasar esta oportunidad para replantear metas y objetivos. Colombia -a pesar de sus avances- sigue ubicada entre las naciones más desiguales del mundo, eso no deja los mayores desafíos”. 

© 2020 KPMG International Cooperative (“KPMG International”), a Swiss entity. Member firms of the KPMG network of independent firms are affiliated with KPMG International. KPMG International provides no client services. No member firm has any authority to obligate or bind KPMG International or any other member firm vis-à-vis third parties, nor does KPMG International have any such authority to obligate or bind any member firm. All rights reserved.

Member firms of the KPMG network of independent firms are affiliated with KPMG International. KPMG International provides no client services. No member firm has any authority to obligate or bind KPMG International or any other member firm vis-à-vis third parties, nor does KPMG International have any such authority to obligate or bind any member firm.

Ninguna parte de esta publicación puede reproducirse sin la aprobación previa del Editor. Cualquier reproducción, divulgación o comercialización sin autorización del autor, será sancionada civil y penalmente como lo indica la Ley. La información aquí contenida es de naturaleza general y no tiene el propósito de abordar las circunstancias de ningún individuo o entidad en particular. Aunque procuramos proveer información correcta y oportuna, no puede haber garantía de que dicha información sea correcta en la fecha que se reciba o que continuará siendo correcta en el futuro. Nadie debe tomar medidas basado en dicha información sin la debida asesoría profesional después de un estudio detallado de la situación en particular. Esta publicación no está disponible para la venta, se distribuye como cortesía de KPMG en Colombia a sus clientes y otros amigos. Los derechos de autor sobre la presente obra son titularidad de 2018 KPMG S.A.S., KPMG Advisory, Tax & Legal S.A.S., y se hallan protegidos en los términos señalados por la Ley 23 de 1982.

Contáctenos