close
Share with your friends

El compromiso de la moda para desarrollar una industria sostenible

El compromiso de la moda para desarrollar una industria

43 marcas líderes del sector firmaron la “Carta de la Industria de la Moda para la Acción Climática” con el fin de minimizar el impacto climático de la industria para el 2050.

Juanita lópez

Directora Cambio Climático y Sostenibilidad

KPMG in Colombia

Contacto

Contenido relacionado

Moda sostenible

60% de las marcas minoristas tienen una sección de sostenibilidad en sus sitios web de consumo, y el 35% una línea de productos sostenibles.

 

Bogotá, noviembre de 2019.  En Colombia, la industria de la moda recauda alrededor de 12,45 billones de pesos en el primer semestre del año de acuerdo con el informe de INEXMODA, una suma relevante teniendo en cuenta que, según la ONU, el sector de la moda es uno de los sectores más contaminantes del planeta, lo cual implica un compromiso por parte de las compañías para mejorar en temas de sostenibilidad.

De acuerdo con la ‘Carta de la Industria de la Moda para la Acción Climática’, firmada en diciembre del 2018 en el marco de la Conferencia del Cambio Climático KATOWICE de las Naciones Unidas, diferentes compañías del sector se comprometieron a impulsar iniciativas para abordar el cambio climático desde su negocio. Las medidas incluyen el uso de materiales de bajo impacto climático, la promoción de la eficiencia energética y energías renovables en la cadena de valor y el establecimiento de diálogos con los consumidores para promover cambios en los patrones de consumo, entre otras. Basados en lo anterior, KPMG realizó un informe para establecer qué tanto las 43 compañías signatarias de la carta – que incluyen algunas de las marcas más reconocidas a nivel mundial -   están preparadas para cumplir con esos compromisos y cómo están adoptando las diferentes medidas disponibles para que el sector transite hacia la sostenibilidad. (Informe: https://bit.ly/2QxPCS1)

Dentro de los hallazgos se encontró que en cuanto a las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), el 53% de los signatarios informan sobre sus emisiones de alcance categoría 1 y 2, es decir aquellas emisiones que se generan por la operación y el consumo eléctrico, pero menos del 15% incluyen las emisiones de alcance 3; que tienen que ver con su cadena de suministro, donde se concentran buena parte de las emisiones. Por ende, resulta vital para ellas comprender, monitorear y evaluar las emisiones generadas allí, para lo cual se requiere superar el gran reto de generar sistemas de información que les permita acceder a las emisiones de sus proveedores. Esto contribuirá a formular adecuadamente estrategias climáticas que abarquen la cadena de valor, para aumentar el impacto de los esfuerzos de reducción de emisiones.

A pesar del compromiso de las 43 compañías, KPMG encontró que deben ser mayores los esfuerzos en aumentar la conciencia del consumidor frente al consumo sostenible, para ello se requiere fortalecer las acciones para que esos ‘clientes’ puedan evaluar fácilmente si los productos son sostenibles y responsables. Al examinar las actividades para aumentar esa ‘conciencia’, se evidenció que el 60% de las marcas minoristas tienen una sección de sostenibilidad en sus sitios web de consumo, pero sólo el 35% cuenta con una línea de productos sostenibles.

Algunas de las organizaciones trabajan constantemente por sensibilizar a sus clientes sobre la sostenibilidad a través de su divulgación pública y otros canales. Del total de las entidades participantes, el 67% tiene sus informes anuales o mensuales de sostenibilidad disponibles, mientras que el 93% tiene una sección de sostenibilidad en sus páginas web. Para que los consumidores tomen decisiones responsables, deben estar capacitados al tener información fácilmente accesible sobre cómo se hacen los productos, las fuentes de los materiales y su impacto en el medio ambiente al final de su vida; es así como las organizaciones deberán considerar la creación de un puntaje de sostenibilidad o un sistema de etiquetado de sostenibilidad para alentarlos a comprar ‘moda sostenible’.

Al respecto, Juanita López, Directora de Cambio Climático y Sostenibilidad de KPMG en Colombia, comentó: “Ratificamos a las organizaciones que han firmado la ‘Carta’ de la moda y su compromiso de abordar el cambio climático. Estamos viendo una creciente preferencia de los principales inversores mundiales hacia las empresas que están migrando desde su estrategia corporativa hacia la sostenibilidad. En el país hay grandes retos para la industria de la moda y un potencial muy grande de generar cambios significativos en materia de producción enfocada a reducir los impactos sociales y ambientales y en promover el consumo consciente”.

El uso de herramientas y estándares existentes puede ayudar a las empresas a comprender mejor y potencializar su desempeño en sostenibilidad, apalancándose con la participación de organismos globales, dado que la industria de la moda ha desarrollado una serie de herramientas y estándares de sostenibilidad importantes durante la última década, las empresas ahora pueden medir y comprender fácilmente el impacto ambiental de sus operaciones.

Desde KPMG también se evidenció la necesidad de aumentar la colaboración dentro del sector como ‘arma’ para 2050, agregando diferentes ‘jugadores’ a lo largo de la cadena de suministro -por ejemplo- gobiernos, estudiantes de moda y hasta los pequeños productores de insumos, quienes deberán introducir nuevas prácticas y formas de pensar para ser más eficientes.

Un paso crucial que necesita darse será alentar una participación más amplia en el desarrollo y la aplicación de prácticas de reducción de carbono, particularmente en aquellas compañías más arriba en la cadena de suministro que pueden ser menos visibles. Otro se relacionará con los encargados de formular políticas -especialmente- en las economías en desarrollo para permitir que se establezca una infraestructura que respalde el uso creciente de la energía renovable.

Quizás lo más importante será trabajar en la mentalidad de los consumidores para gastar un poco menos en ropa, calzado y otros accesorios que terminan en los rellenos sanitarios y en los océanos, reusar más, exigir un mayor tiempo de vida de los productos y reorientar el consumo hacia marcas que privilegien el uso de materiales y prácticas que sean ambiental y socialmente sostenibles. El camino por seguir puede ser un desafío, pero los signatarios de la Carta han demostrado que están comprometidos en realizar un cambio positivo.

© 2020 KPMG Advisory Services S.A.S., sociedad colombian y firma miembro de la red de firmas miembro independientes de KPMG afiliadas a KPMG International Cooperative (“KPMG International”), una entidad suiza. Derechos reservados.

Ninguna parte de esta publicación puede reproducirse sin la aprobación previa del Editor. Cualquier reproducción, divulgación o comercialización sin autorización del autor, será sancionada civil y penalmente como lo indica la Ley. La información aquí contenida es de naturaleza general y no tiene el propósito de abordar las circunstancias de ningún individuo o entidad en particular. Aunque procuramos proveer información correcta y oportuna, no puede haber garantía de que dicha información sea correcta en la fecha que se reciba o que continuará siendo correcta en el futuro. Nadie debe tomar medidas basado en dicha información sin la debida asesoría profesional después de un estudio detallado de la situación en particular. Esta publicación no está disponible para la venta, se distribuye como cortesía de KPMG en Colombia a sus clientes y otros amigos. Los derechos de autor sobre la presente obra son titularidad de 2018 KPMG S.A.S., KPMG Advisory, Tax & Legal S.A.S., y se hallan protegidos en los términos señalados por la Ley 23 de 1982.

Contáctenos