El Programa de Acompañamiento a Deudores – PAD consistió en las medidas que el Gobierno colombiano emitió para que los establecimientos de crédito las implementaran en favor de los deudores de las carteras de crédito, con el fin de aliviar los impactos financieros causados por el COVID-19. Estas medidas fueron formalizadas por la Superintendencia Financiera de Colombia mediante las circulares externas 007, 014, 022 y 039 de 2020; mediante la circular 012 de mayo de 2021. se amplió este programa finalmente hasta el 31 de agosto del presente año. Cada entidad, definió las condiciones y características de los créditos a los que les aplicó el PAD, entre las cuales estaban no aumentar las tasas de interés, ni cobrar intereses de mora y tampoco reportar a los deudores en las centrales de riesgo.

Según Asobancaria y la Superintendencia Financiera de Colombia, 2,2 millones de deudores redefinieron las condiciones de los créditos por un valor aproximado de $36 billones, y hoy $85 de cada $100 de la cartera están normales, solo $5 de cada $100 están en mora, y otros $10 de cada $100 siguieron en programas de apoyo. Así mismo el PAD logró una reducción de la tasa de interés promedio de 2,13 puntos porcentuales, la ampliación promedio de plazo de 29 meses y nuevos períodos de gracia o prórrogas de 7 meses en promedio para los beneficiarios. Con estos alivios, el indicador de cartera vencida a julio de 2021 fue del 4.6%, cuando estuvo en un 5,2 % en enero de 2021.

Por modalidad, microcrédito reportó un indicador del 7.4% (una reducción de 0.04pp), seguido de consumo que se situó en 6.1% (menor en 0.4pp) comercial que cerró en 4.5% (menor en 0.05pp) y vivienda registró una leve mejora con un indicador de 3.7% desde el 3.8% en febrero de 2020. El incremento real anual de las provisiones totales, o deterioro bajo las NIIF, alcanzó el 21.4% con un saldo de $39 billones ($36 billones excluyendo las Provisiones Generales Adicionales a las que se refiere la Circular Externa 022 de 2020). De este total, $6 billones correspondieron a la categoría A (la de menor riesgo).