close
Share with your friends

Por: Fernando Gamboa, socio líder de Consumo y Retail de KPMG en América del Sur

Los consumidores han aprendido a llevar adelante la mayor parte de sus actividades diarias desde el hogar, al tiempo que comenzaron a depender profundamente de la tecnología y las redes. Así, tanto el trabajo remoto y las compras online, como las aplicaciones digitales para sociabilizar y entretenerse “puertas adentro”, dejaron de ser tecnologías emergentes y, de alguna manera, hallaron el espacio buscado para su postergado crecimiento. Desde el punto de vista empresarial, la demanda creciente de cambio y una mayor preocupación social por el medioambiente impulsados por la pandemia, hicieron comprender a las compañías de consumo y retail la importancia de que su actividad esté ligada a un propósito social.

Contáctenos