close
Share with your friends

En todo el mundo se acepta que los servicios de salud vayan al menos una década por atrás de otros sectores en el uso de las tecnologías de la información para aumentar la productividad y la calidad. Desafortunadamente, donde el sector salud ha destacado a menudo es en implementaciones a problemáticas de TI, con un gasto excesivo y decepcionante: desde el Programa Nacional de TI del Reino Unido (NPfIT) hasta el Healthcare.gov de EE. UU., pasando por desarrolladores como Google, que han visto cómo sus innovaciones no despegaban. Paradójicamente, incluso las implantaciones "exitosas" han dificultado, en lugar de reducir, la prestación de una atención eficiente. Recientes encuestas a médicos estadounidenses muestran que las historias clínicas electrónicas (HCE) son una de las principales causas de frustración profesional.

Hasta ahora, el enfoque de la mayoría de los proveedores de servicios salud para obtener mejoras en la productividad a través de la tecnología se ha centrado en la eficiencia del back office y en la mejora de las transacciones sencillas, dejando la gran mayoría de las actividades de cara al paciente sin cambios. Mientras que los sectores de la hostelería, el transporte, el comercio minorista, las comunicaciones y la banca son casi irreconocibles desde hace 15 años, la promesa de una salud "transformada digitalmente" ha permanecido en el horizonte de la mayoría de los sistemas.

Si observamos a los que han transformado la forma de prestar la asistencia -y han obtenido auténticas ganancias de eficiencia y calidad como resultado-, está claro que el éxito no se consigue sustituyendo los procesos analógicos por los digitales. Se trata de repensar la finalidad de los servicios, rediseñar su forma y aprovechar las oportunidades que ofrecen los datos para adaptarse y aprender. En los casos en que las intervenciones tecnológicas han fracasado, la tecnología simplemente se ha superpuesto a las estructuras y patrones de trabajo existentes, creando una carga de trabajo adicional para los profesionales de la salud.

 

 

Contáctenos