close
Share with your friends

Por: Luis Motta, Socio líder de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones de KPMG en América del Sur.

La aceleración reciente en el ritmo de adopción de las nuevas tecnologías está haciendo posible no solo que tanto las personas como las empresas se adapten exitosamente a la nueva realidad, sino que, como parte de este suceso, existe un crecimiento interesante en otros aspectos aledaños a este proceso, como, por ejemplo, la actividad de fusiones y adquisiciones (que ha sido la modalidad óptima que muchas empresas encontraron para captar las capacidades tecnológicas necesarias para afrontar la “nueva normalidad”), o la inversión en capital de riesgo y en nuevas tecnologías, entre las que se destaca el 5G, que se ha transformado en uno de los pilares digitales del futuro global y regional.