close
Share with your friends

Directora de Auditoría

KPMG in Colombia

Contacto

El COVID-19 ha afectado a todos los sectores, incluyendo el financiero y sobre todo frentes específicos como préstamos al consumidor, tarjetas y pagos financieros. Los efectos a largo plazo de la pandemia están comenzando a ser claros, a medida que los consumidores incorporan el distanciamiento social y evitan aglomeraciones. Los viajes han disminuido drásticamente y todos los actores de la industria luchan o perseveran por mantenerse activos en el mercado. Cada vez son más los consumidores que están desempleados o buscan encontrar un empleo de tiempo completo, situaciones que han provocado un aumento de las cancelaciones, la disminución del uso de tarjetas de crédito y el incumplimiento de los préstamos por parte de los consumidores en todo el mundo.

Un gran número de empresas ha surgido o se ha expandido rápidamente para ofrecer sus productos y servicios financieros en tiendas comerciales en línea a las PYME y a los consumidores, mejorando la seguridad mediante la optimización de las operaciones.  Fintech es una de las industrias que ha desarrollado una ventaja en la pandemia, al estar diseñada para reducir la fricción y aumentar el valor, mediante la innovación y la tecnología. Al igual que muchas industrias, en el corto plazo las redes de tarjetas se verán afectadas negativamente por la contracción económica provocada por la pandemia de COVID-19; sin embargo, el impacto a mediano y largo plazo de la aceleración en los pagos al consumidor que se alejan del efectivo fortalecerá la posición de las redes en el panorama de los pagos del consumidor. 

COVID-19 presenta las siguientes oportunidades y desafíos para las redes:

  • Las redes de tarjetas financieras se han enfrentado a una disminución significativa en el valor de pago, ya que los consumidores de muchos mercados se enfrentan a restricciones en los lugares a donde pueden ir y donde pueden comprar. Minoristas han colocado las redes de tarjetas en una posición única para brindar soluciones y servicios para facilitar la transición aumentando la demanda y el uso de tarjetas sin contacto.
  • La disminución general en el gasto de los consumidores afectará negativamente a todas las empresas involucradas en pagos a corto plazo con tarjetas, pero si los consumidores abandonan el efectivo en favor de las tarjetas y las alternativas electrónicas se afianzan, estas empresas se beneficiarán durante y a futuro de una recuperación económica, a medida que cambie el comportamiento del consumidor.
  • Antes de COVID-19, algunos mercados hicieron una transición para permitir pagos sin contacto y están mejor preparados para incorporar el distanciamiento social en el proceso de pago. Se espera que otros mercados donde no se ha adoptado, actúen rápidamente para alcanzar el estándar.
  • El pago mediante dispositivos móviles ha crecido rápidamente en los últimos años y es probable que continúe debido a la pandemia. Los mercados líderes para los pagos de proximidad móvil son mercados desarrollados, pero se espera que la adopción en el futuro esté aún más desarrollada entre las regiones y los mercados emergentes.
  • Los emisores de tarjetas financieras están aplicando una serie de lecciones aprendidas de la recesión anterior y están actuando rápidamente para adaptarse a las necesidades cambiantes de los consumidores. Dada la crisis económica y de salud, es probable que las instituciones financieras que no se adapten, fracasen.
  • Es probable que la flexibilidad de los clientes para realizar pagos mensuales reduzca el crecimiento de los préstamos en mora. Los emisores también se beneficiarán de la modificación de los programas de premios para reflejar el entorno actual del consumidor.
  • Para los clientes, las instituciones financieras deben tener plataformas en línea competitivas y deben igualar las tarifas e intereses ofrecidos por los bancos digitales.

Al igual que las otras categorías de empresas, las Fintech se enfrentan a un conjunto único de oportunidades y desafíos que ha traído el COVID-19. Muchas empresas Fintech ya tienen el beneficio de una cultura de innovación, lo que las hace más capaces de responder a las cambiantes dinámicas del mercado. Existe una fuerte cultura de colaboración y asociación y una capacidad de pivotar de forma más rápida y dinámica, y de analizar y aprovechar varios tipos de datos.

Las Fintech están mejorando la experiencia de pago en línea, al brindar mayor comodidad, seguridad y velocidad. Sin una vacuna para el COVID-19, las personas mantienen la distancia y limitan los puntos de contacto en sus rutinas diarias.

Esta pandemia ha tenido efectos de gran alcance en los consumidores y las industrias de todo el mundo. El espacio de pagos no está exento del impacto, pero está bien posicionado para adaptarse a un aumento de la capacidad en línea y digital, que mantiene el distanciamiento y las soluciones en el hogar.

Fintech está innovando para brindar soluciones a una variedad de problemas que enfrentan los minoristas y consumidores. A través de un esfuerzo coordinado, es probable que el espacio de pagos en efectivo surja y se recupere más fuerte que antes.

Conoce más