close
Share with your friends

Directora de Auditoría

KPMG in Colombia

Contacto

Por: Rocio Estupiñan, Directora Auditoría KPMG en Colombia

Entre el 14 y 16 de septiembre tuvo lugar la Jornada sobre Establecimientos de Crédito, donde ponentes del Instituto Americano de Contables Públicos Certificados - AICPA (por sus siglas en inglés) abordaron temas de actualidad que afectan las instituciones financieras; los efectos del coronavirus (COVID-19) constituyeron el tema más discutido.

Varios oradores elogiaron a los bancos que adoptaron la CECL (Current Expected Credit Losses, por sus siglas en inglés) a partir del 1 de enero de 2020, en medio de una crisis económica y de salud mundial. A su vez, también discutieron el estado de la implementación, las lecciones aprendidas, los desafíos de modelado y la importancia de una buena práctica de Supervisión y de Gobierno Corporativo.

Dentro de las lecciones aprendidas en el proceso de adopción de CECL por parte de los bancos que alrededor del mundo han completado la implementación, se destacaron los siguientes elementos que las instituciones que aún se encuentran en el proceso, deben considerar:

  1. Comprender cada uno de los elementos de datos relevantes necesarios para el modelo seleccionado; qué nuevos elementos de datos pueden ser necesarios y están disponibles sistémicamente o deberán determinarse manualmente y cuáles son los controles que deben desarrollarse sobre los datos requeridos.
  2. Realizar corridas paralelas; este proceso destacará lo que hace el modelo y lo que no, con el fin de trabajar en el proceso de estimación antes de la adopción y contar con tiempo para resolver o ajustar problemas.
  3. Ejecutar modelos utilizando escenarios extremos; intentar estresar los modelos y ver en qué circunstancias generan resultados poco intuitivos para desarrollar un plan de contingencia para tales escenarios.
  4. Analizar posibles cambios operativos.
  5. Evaluar el control de gobierno de ACL (Allowance for Credit Losses, por sus siglas en inglés); que respalda la estimación de las provisiones por pérdidas en los créditos, incluso en épocas de tensión económica.

 

Modelado y desafíos observados:

Los oradores destacaron como regla básica que los modelos deben ser transparentes e intuitivos, generando resultados que se muevan en línea con las expectativas dada la relación de las variables que se modelan. Y, aunque los modelos deberían ser intuitivos, se entiende que no son perfectamente predictivos, siendo inherentemente inciertos, así como pueden contener limitaciones, incluso en situaciones económicas estables.

 

Impacto de los estímulos del Gobierno:

Los programas de estímulo del Gobierno hacen el efecto de tales programas un desafío para predecir o modelar.

Los bancos están respondiendo a estas limitaciones de modelado de diferentes formas, incluyendo examinar críticamente sus supuestos clave, como el horizonte de tiempo previsto, período de reversión, retiros anticipados de líneas de crédito y velocidades de prepago, para posterior hacer ajustes basados ​​en estos análisis según se considere apropiado.

A su vez, durante el evento se destacó que  el uso de modelos también conlleva la necesidad para la gestión de riesgos del modelo, que es una responsabilidad a nivel de la Junta Directiva, con la supervisión de otros riesgos presentes en una institución.

 

Involucramiento del Gobierno Corporativo:

Un tema constante latente en las sesiones de la conferencia es la prevalencia del Gobierno Corporativo y la supervisión que se necesita en la determinación de provisiones por pérdidas crediticias. A medida que las instituciones navegan por el nuevo estándar en una recesión económica, se ha observado que la alta dirección está fuertemente involucrada en la determinación y ajustes de modelos, supuestos y datos que impulsan la estimación de ACL de su institución. Esto ha traído un correspondiente aumento del volumen de documentación que se genera para y como resultado de estas determinaciones, incluidos los análisis que se están realizando y los datos reconsideradas.

Se recomienda a las compañías buscar el apoyo idóneo para la evaluación de los modelos de pérdidas crediticias considerando los impactos globales de salud y económicos, involucrar a la Alta Gerencia en las definiciones y un establecer un adecuado ambiente de control interno.

Conoce más